Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo Parlamento celebra una reunión informal de cara a la apertura de sus sesiones el lunes

El nuevo Parlamento libio ha celebrado este sábado una reunión informal en la localidad de Tobruk, de cara a la apertura de sus sesiones en la jornada del lunes, según ha informado el diario 'The Libya Herald'.
El Parlamento, electo en los comicios celebrados el 25 de junio, sustituirá entonces al Consejo General Nacional (CGN), en medio del recrudecimiento de los enfrentamientos entre milicias en Trípoli y de los combates entre el Ejército y la formación Ansar al Sharia en Benghazi.
Durante la jornada, 153 de los 200 parlamentarios se han desplazado a Tobruk para celebrar un encuentro en el que no han participado los ocho representantes de la localidad de Misrata ni el exprimer ministro Mustafá Abu Shagur, secuestrado durante varias horas entre el martes y el miércoles en Trípoli.
La primera sesión del nuevo Parlamento estará encabezada por su miembro de más edad, Abu Bakr Bahira, antiguo portavoz de los federalistas de Cirenaica, elegido como uno de los 20 representantes de la localidad de Benghazi.
La población libia acudió a las urnas en medio del caos político y de seguridad que sufre el país desde la caída del Gobierno de Muamar Gadafi en 2011 y con escasas posibilidades de que los comicios ayuden a estabilizar la situación.
Un total de 1,5 millones de libios estaban llamados a ejercer su derecho al voto en las elecciones, en las que se ha elegido a los 200 miembros del Majlis al Nuwab (Consejo de Representantes), según el censo realizado en mayo de este mismo año, si bien ni siquiera la mitad de ellos participaron en el proceso.
En las anteriores elecciones, celebradas en julio de 2012 --las primeras tras la caída del Gobierno de Gadafi--, un total de 2,8 millones de personas se registraron para votar.
La situación es tal en el país que las autoridades han decidido cambiar incluso el nombre del Parlamento, que pasará a llamarse Consejo de Representantes, abandonando así el nombre del CGN, vinculado por muchos al estancamiento y el caos que han seguido a la caída de Gadafi. De los 200 escaños que integrarán el organismo, 32 estarán destinados a mujeres.