Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El nuevo Parlamento venezolano instala la comisión para examinar a los magistrados del Supremo

La nueva Asamblea Nacional de Venezuela, dominada por la oposición, ha instalado este lunes la comisión que se encargará de evaluar a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que fueron designados 'in extremis' por el anterior Parlamento, controlado por el 'chavismo'.
"Hemos cumplido con la instalación formal de esta comisión con el mandato de la plenaria de analizar la forma en que fueron electo los 13 magistrados titulares y los 21 suplentes", ha dicho el presidente de este grupo de trabajo, Carlos Berrizbeitia.
Berrizbeitia ha explicado en una rueda de prensa que ya han pedido "todos los archivos" de la comisión que se encargó de la designación de los 34 magistrados del alto tribunal para "hacer un estudio serio" sobre la legalidad del proceso.
Como signo de transparencia, Berrizbeitia ha revelado que las sesiones de la comisión serán "a puerta abierta" por lo que a ellas podrán acudir "todos los medios de comunicación" que lo deseen, así como organizaciones internacionales, ONG y juristas.
"No es una comisión para perseguir a nadie", ha aclarado, explicando que el objetivo es "decir la verdad al país" sobre las posibles irregularidades en el proceso de selección, si bien ha reconocido que aún no hay "ningún tipo de prueba o indicio".
La Mesa de Unidad Democrática (MUD) --coalición opositora-- denunció que los magistrados titulares y suplentes fueron obligados a dimitir, a pesar de que su mandato vencía en diciembre de este año, para que el 'chavismo' pudiera condicionar la composición del TSJ.
La designación de los magistrados del TSJ es especialmente importante en el actual contexto político venezolano, con una Asamblea Nacional en manos de la MUD --después de 16 años de hegemonía 'chavista'-- y Nicolás Maduro en el Palacio de Miraflores.
El TSJ será el responsable de dirimir los conflictos que se planteen entre Parlamento y Gobierno por la aprobación de leyes, decidiendo en qué casos prevalecerá el veto presidencial y en cuáles la decisión del Poder Legislativo.