Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Partido Democrático y Forza Italia logran un acuerdo definitivo sobre la reforma de la ley electoral

El Partido Democrático (PD) del primer ministro, Enrico Letta, y la formación del ex primer ministro Silvio Berlusconi, Forza Italia (FI), han alcanzado finalmente este miércoles un acuerdo sobre los detalles de la reforma de la ley electoral, un día antes de la fecha límite para entregarla a la Cámara de Diputados para su debate.
Tras varias conversaciones telefónicas entre Berlusconi y el secretario general del PD, Matteo Renzi, finalmente se han dado a conocer los detalles de la propuesta definitiva para reformar la ley electoral italiana, que tiene como objetivo favorecer la creación de mayorías parlamentarias y evitar que los partidos se vean obligados a establecer pactos para garantizar la gobernabilidad.
El acuerdo incluye algunas modificaciones sobre la reforma, denominada 'Italicum', original presentada por Renzi, que ya había sido aprobada por la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados. Los principales cambios tienen que ver con los porcentajes mínimos establecidos tanto para entrar al Parlamento como para obtener el "premio" de mayoría.
Así, se modifica de un 35 a un 37 por ciento el porcentaje de votos necesarios para que el partido más votado obtenga un "premio" que garantice la mayoría, que no podrá ser superior al 15 por ciento, frente al 18 por ciento planteado por Renzi, según ha informado el diario italiano 'Il Corriere della Sera'.
Además, la barrera electoral para poder acceder al Parlamento se ha fijado en un 4,5 por ciento, una petición de Forza Italia que los medios italianos achacan a la defensa de su histórico compañero de coaliciones, la Liga Norte. Esta formación también se beneficiará de la norma que permitirá el acceso a la Cámara de Diputados a los partidos que, sin haber obtenido el 4,5 de los votos a nivel nacional, obtengan al menos un 9 por ciento en el conjunto de tres regiones.
SATISFACCIÓN DE RENZI
Renzi, principal impulsor de la reforma, ha mostrado su satisfacción por el acuerdo a través de la red social Facebook. "Nunca más 'amplios acuerdos' --en referencia al actual gobierno de coalición-- gracias a la segunda vuelta, nunca más poder de chantaje de los partidos pequeños", ha afirmado.
"Con el acuerdo sobre la ley, a pesar de los críticos profesionales, se ha dado un paso adelante enorme", ha asegurado Renzi. El alcalde de Florencia ha tenido que enfrentarse a numerosas críticas por algunas de sus propuestas y por el hecho de haber pactado su reforma con Berlusconi, inhabilitado del Senado por su condena a prisión por el 'caso Mediaset'.
Sin embargo, algunos miembros del PD han vuelto a criticar el acuerdo sobre la reforma. El diputado Alfredo D'Attore ha afirmado que la propuesta está "demasiado desequilibrada hacia los intereses de Berlusconi y Forza Italia".