Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pocos problemas en las primeras horas de huelga en Francia

Aunque al paro están llamados todos los trabajadores, es en los transportes y en los servicios públicos donde se espera una mayor movilización como ya ocurriera el pasado noviembre.
Fuera de París, la situación sí era más complicada en Marsella, donde una de las dos líneas del metro estaba completamente cerrada y sólo estaba garantizado el servicio en el 30% de las líneas de autobús.
La tercera ciudad del país, Lyon, se encontraba en una situación de transporte urbano "ligeramente" afectado por la protesta, con un 82% de los convoyes del metro y un 64% de los autobuses en servicio, según la compañía TLC.
La huelga también tenía ciertas repercusiones en los vuelos comerciales, ya que están llamados a la protesta los controladores aéreos y los trabajadores de la aerolínea Air France.
Air France ha indicado que había anulado siete vuelos entre París y Marsella y cuatro vuelos con origen y destino en Niza.
Las ocho grandes centrales sindicales del país han preparado manifestaciones en unas 80 ciudades en todo el país para presionar al Gobierno, que se ha mostrado inflexible en el paso de 40 a 41 años en el periodo de cotización que da derecho a una pensión completa de aquí a 2012.
El Ejecutivo sólo se ha manifestado dispuesto a negociar sobre los mecanismos para conseguir elevar la tasa de actividad de los trabajadores de edad avanzada, ya que la francesa es una de las más bajas de Europa y afecta directamente a los trabajadores a la hora de jubilarse.     LA