Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía francesa retiró el carnet de conducir a Marine Le Pen en 2012

Marine Le PenReuters

La Policía francesa le confiscó el carnet de conducir a la líder ultraderechista francesa Marine Le Pen al acumular una serie de delitos de tráfico, aunque ella ha insistido en que no ha cometido ninguna infracción.

La cabeza del partido Frente Nacional, que recientemente calificó los radares de velocidad como "otro impuesto disfrazado de campaña para salvar vidas", ha dicho que ha asumido el castigo para evitar que los verdaderos culpables se vieran salpicados o se metiesen en problemas.
"No es que desee denunciar a los responsables, pero he visto mi permiso de conducir en peligro", ha dicho Le Pen, después de que la publicación satírica 'Le Canard Enchaine' publicase un artículo titulado: "Marine quiere dirigir Francia, pero ya no tiene una licencia".
En su defensa, la política ha dicho que el periódico debería haber revisado las fotografías de las infracciones de tráfico en cuestión, pues en ellas se demuestra que no era ella la que iba al volante.
Según ha explicado 'Le Canard Enchaine', la sanción se produjo en 2012, pero Le Pen habría elegido "desafiar a la justicia" y dejar el caso en manos de la firma de abogados especializada Dufour & Associates. A día de hoy, la justicia aún no se ha pronunciado sobre su caso.
El sistema francés se asemeja al vigente en España. Con cada infracción, el conductor pierde una serie de puntos, por ejemplo por incumplir los límites de velocidad, hasta el momento en el que pierde el carnet de conducir al quedarse sin puntos.
La polémica sobre Le Pen llega después de que las últimas encuestas de intención de voto revelasen que la ultra derecha se situaría por delante del socialista Francois Hollande si se enfrentasen en una segunda vuelta en las próximas elecciones de 2017.