Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía británica ofrece una recompensa por información sobre el asesino de Rothsbury

El ex presidiario Raoul Moat mata a una persona e intenta asesinar a dos más. Vídeo: Informativos Telecinco.telecinco.es
El asesino de Rothsbury, un ex presidiario que ha causado el pánico tras haber matado a una persona y haber intentado a otras dos, entre ellas a su ex pareja y madre de su hija, sigue dando esquinazo a las autoridades. Los vecinos de la localidad británica, situada al norte de Newcastle, viven aterrorizados, y la Policía peina las calles para dar con el paradero del desaparecido. De momento, los agentes sólo han dado con la tienda de campaña en la que presuntamente se refugiaba el asesino confeso, que ha dejado ya dos cartas escritas de su puño y letra en las que asegura que no dejará de matar hasta que no esté muerto.

 

Pese a que la Policía todavía no ha dado con el paradero de Raoul Moat, los agentes aseguran que el cerco se ha estrechado. Han hallado la tienda de campaña en la que el ex presidiario parecía esconderse.
Sin embargo, ante el terror que vive el pueblo de Rothbury, las autoridades británicas han decidido ofrecer una recompensa. En concreto, 'premiarán' con doce mil euros a todo el que facilite información que lleve a la detención del prófugo.
Desde hace un par de días, numerosos efectivos peinan las calles de la localidad inglesa de Rothbury para encontrar al que se ha convertido en una de las mayores amenazas de la ciudad.
Moat, un ex presidiario de 37 años ha causado el pánico entre los vecinos tras haber matado a la pareja de su ex novia y haber intentado lo mismo con otras dos personas, entre ella, su antigua compañera sentimental y madre de su hija.
Así, la policía, que vigila la zona con helicópteros y agentes con metralletas, ha recomendado a los vecinos no abandonar sus casas para evitar riesgos innecesarios.
Y es que la amenaza de Moat ha obtenido más fuerza tras comprobar la veracidad de la carta, escrita por el mismo, en la que declaraba la guerra a la Policía por haberle arruinado la vida.
Así, días antes, el hombre había pedido por Internet protección para su novia y para varios agentes que habían tenido trato con él porque pensaba cumplir su amenaza de no dejar de matar hasta que no estuviera muerto. EPF