Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía colombiana reconoce la infiltración de 'Marquitos' en las fuerzas de seguridad

El director de la Policía Nacional de Colombia, el general Rodolfo Palomino, ha admitido este jueves que el narcotraficante Marcos de Jesús Figueroa, alias 'Marquitos', tenía una red criminal "tan grande" que "hasta el gobernador de La Guajira estaba implicado".
Palomino ha explicado que 'Marquitos' ha corrompido a numerosos funcionarios de todos los niveles administrativos, incluidos los cuerpos de seguridad, por lo que ya se ha puesto en marcha una investigación interna para identificar a los corruptos.
"Hemos tenido que capturar a policías por su participación en actos corruptos y criminales, y los seguiremos haciendo", ha dicho, admitiendo el alcance de los tentáculos del crimen organizado en Colombia, según ha informado la agencia de noticias Colprensa.
'Marquitos', relacionado directamente con más de un centenar de asesinatos y por el cual se ofrecía una recompensa de 350 millones de pesos (más de 170.000 dólares), ha sido detenido en Brasil, según ha confirmado este miércoles el presidente de Colombia, Juan Manuel
El también conocido como 'El perrero de los malcriados' se convirtió en uno de los capos de la droga más buscado de la costa caribeña. Sin embargo, su carrera criminal arrancó cobrando extorsiones a contrabandistas en el departamento de Guajira.
Sus vínculos con el narcotráfico comienzan cuando se une a Jorge Genneco Cerchar, un empresario de la zona involucrado en este tipo de negocios. Cuando éste fue asesinado por un grupo paramilitar, 'Marquitos' asumió el control del tráfico de drogas en el norte del país.
Informes de la Fiscalía también aluden a su relación con el ex gobernador de La Guajira Juan Francisco Gómez y le relacionan con el asesinato de la ex alcaldesa de Barrancas Yandra Cecilia Brito, su esposo Henry Ustariz Guerra y un escolta. Otros de sus crímenes serían los cometidos contra el líder político Efraín Ovalle y el cantante Jorge Oñate.
Otros de los hechos criminales que públicamente se le atribuyen a Marcos de Jesús Figueroa son: contrabando de gasolina, tráfico de estupefacientes hacia Venezuela y varios homicidios más, incluida una masacre realizada en 1999 en su municipio natal, Fonseca, según añade el periódico 'El Colombiano'.