Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía mata a un joven después de que atropellara a dos militares, uno de los cuales está herido grave

La Policía canadiense ha matado este lunes a un joven después de que atropellara a dos militares, uno de los cuales está herido grave, y se diera a la fuga en su vehículo. Los hechos han tenido lugar en la ciudad de Saint-Jean-sur-Richelieu, en la provincia de Quebec.
La Policía provincial de Quebec ha explicado que el joven --de 25 años de edad-- era conocido por los agentes, aunque no ha dado más detalles al respecto. El portavoz policial, el sargento Michel Brunet, ha indicado que se ha iniciado una investigación y "se están estudiando varias hipótesis", tal y como publica la cadena canadiense CBC.
La Policía ha confirmado la muerte del sospechoso el lunes por la tarde, varias horas después de que fuese transportado al hospital con heridas graves. Previamente, el hombre había atropellado a dos soldados en un aparcamiento de un centro comercial y se dio a la fuga.
La Policía localizó el vehículo e inicio una persecución que se prolongó durante cuatro kilómetros, hasta que el sospechoso perdió el control del vehículo y volcó. La Policía ha explicado que el hombre se bajó del vehículo y fue entonces cuando fue abatido por los agentes.
UN POSIBLE CASO DE TERRORISMO
El terrorismo y la enfermedad mental son dos de las hipótesis que baraja la Policía, tal y como detalla el citado medio de comunicación, que recoge un comunicado de la Policía Montada de Canadá en el que reconocen que el individuo era conocido por las autoridades federales y que existe la "preocupación" de que se hubiese radicalizado.
"Este individuo era conocido por las autoridades federales, incluyendo a nuestro equipo de investigaciones, que junto con otras autoridades estaban preocupados de que pudiese haberse radicalizado", indica un comunicado de la Policía Montada, en el que añade que "por respeto y deferencia a la investigación penal en curso" no hará más comentarios.
En cualquier caso, la institución ha aclarado que están trabajando con el resto de socios de las fuerzas del orden "para garantizar y autentificar todas las vías de investigación". La policía no ha identificado aún a los soldados, pero ha confirmado que eran miembros de las Fuerzas Armadas.
El suceso ha llegado al Congreso canadiense, donde el diputado conservador Randy Hoback ha preguntado al primer ministro, Stephen Harper, sobre "informes no confirmados de un posible ataque terrorista" contra miembros de las Fuerzas Canadienses. Harper se ha limitado a decir que estaba "al tanto de estos informes" y que son "preocupantes".