Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La policía británica realiza una "detonación controlada" en Old Trafford

Un equipo de artificieros de la Policía británica ha efectuado una "detonación controlada" en el estadio del Manchester United, Old Trafford, tras el descubrimiento de un "paquete sospechoso". La Policía del Gran Manchester ha indicado que el "paquete sospechoso" era "increíblemente parecido a un artefacto explosivo" aunque el mecanismo "no era viable". Al parecer, se trataba de un móvil con cables atado a una tubería, una falsa bomba que parecía real.

Una vez localizado el paquete sospechoso, la policía británica ha efectuado una detonación controlada dentro del estadio. Los miembros de seguridad rastrearon toda la grada con perros policía y, una vez ubicado el artefacto, desalojaron a los aficionados y esperaron la llegada de un equipo especializado para la detonación de éste.
'The Army Bomb Disposal Unit' es la unidad dedicada a trabajar con este tipo de materiales, el equipo entró a la grada de Old Trafford y, como ha confimado la policía en su cuenta de Twitter, tuvieron que realizar una "explosión controlada". 
Una vez que todos los aficionados estaban fuera del estadio y la unidad estaba trabajando con el artefacto, los agentes de seguridad montaron un cordón policial a las afueras del estadio para evitar que cualquier persona pudiese acercarse a la zona del peligro.
Todo comenzó cuando la propia seguridad del estadio localizó el artefacto sospechoso, que aparentemente constaba de un teléfono móvil adherido a un tubo y varios cables, tras el aviso de un aficionado. El artefacto estaba en uno de los baños de la esquina noroccidental del estadio, según informa el diario 'The Guardian'. Según la Policía del Gran Manchester ha indicado que el paquete sospechoso hallado era "increiblemente parecido a un artefacto explosivo, aunque el mecanismo "no era viable".
Un portavoz policial, John O'Hare, argumentó que "estamos haciendo todo lo posible para investigar este objeto lo más rápidamente posible". "Sin embargo, evidentemente nuestra prioridad es garantizar la seguridad de toda la gente del estadio y de las zonas cercanas", indicó en declaraciones a la BBC.
O'Hare explicó que cuentan con la colaboración de "compañeros militares". "No tomamos estas decisiones a la ligera. Hemos hecho esto hoy para garantizar la seguridad de los asistentes", ha apuntado.