Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía investiga a un diputado danés por asegurar que Dinamarca debería bombardear civiles en Siria

La Policía de Copenhague ha abierto un procedimiento contra el portavoz del Partido Popular Danés (DF, por sus siglas en danés), Soren Espersen, por asegurar que Dinamarca "debería empezar" a bombardear civiles en Siria, según la edición nacional del diario 'The Local'.
El caso se remonta al pasado mes de noviembre, días después de que una cadena de atentados en París, reivindicados por el autodenominado Estado Islámico, dejara 130 muertos.
Espersen dijo entonces que Occidente estaba llevando a cabo su campaña en Siria como un "caballero" pero que tenía que incrementar su agresividad si se quería plantear vencer al grupo insurgente.
"No bombardeamos donde hay civiles, pero tenemos que empezar a hacerlo", afirmó entonces, según declaraciones recogidas en toda la prensa danesa. "Estado Islámico se esconde detrás de los niños y las mujeres en pueblos y ciudades, y nosotros, como caballeros, no bombardeamos", proseguía, para continuar diciendo: "Eso tiene que acabar".
Al preguntarle si lo que quería decir era que Occidente debería empezar a lanzar sus bombardeos contra niños y mujeres, Espersen respondió: "Sí, por supuesto".
La Fiscalía estatal decidió no llevar el caso más allá, asegurando que sus declaraciones eran insuficientes para abrir cualquier tipo de investigación, según el diario 'Jyllands Posten'
No obstante, muchos agentes de la Policía han presentado quejas contra el portavoz del DF, una formación extensamente conocida en el país por su postura contraria a la inmigración, quien además ostenta el cargo de jefe de la comisión de Exteriores del Parlamento.
Tanto el primer ministro, Lars Lokke Rasmussen, como la líder socialdemócrata, Mette Frederiksen, se han distanciado de estos comentarios desde entonces.
IMPULSAR ACTOS DE TERRORISMO
La Sociedad danesa de Islam llegó a acusar al diputado de intentar impulsar actos terroristas. "Esos comentarios no sólo comprometen a todo en lo que se sustenta Dinamarca, una sociedad comprometida con los Derechos Humanos, la libertad y la tolerancia, sino que además intentan impulsar actos de terror", dijo la organización.