Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía marroquí carga contra manifestantes que pedían la vuelta de Aminetu Haidar

Aminetu Haidar permanece retenida en el aeropuerto de Lanzarote. El Gobierno español no le deja volver a su casa en El Aaiún. Foto: REUTERStelecinco.es
La policía marroquí ha cargado contra una manifestación que se produjo en la ciudad de Dajla, Sahara Occidental, para exigir el retorno inmediato de la activista de Derechos Humanos retenida en el aeropuerto de Lanzarote, Aminetu Haidar, y condenar la represión marroquí contra los civiles saharauis.
Los manifestantes también exigían la liberación de los siete activistas detenidos el pasado 8 de octubre en el aeropuerto de Casablanca cuando regresaban de visitar a sus familias en los campamentos de Tinduf, y de todos los presos políticos saharauis en las cárceles marroquíes, según informó en un comunicado el Servicio de Comunicación de la Delegación Saharaui en Canarias (SCSC). 
En términos parecidos se manifestaba ayer la Comunidad Saharaui en Mauritania, país en el que residen más de 15.000 saharauis. "Condenamos enérgicamente el vil secuestro y expulsión de su patria de la gran defensora de los Derechos Humanos saharaui Aminetu Haidar", manifestaron en un comunicado oficial remitido al SCSC.
Para el colectivo, se trata de "una conspiración sucia y clara" llevada a cabo "conjuntamente por el Gobierno marroquí y el español", que "obligó a entrar a Haidar en su territorio en contra de su voluntad".
Por ello, han exigido a las Naciones Unidas "una intervención urgente sobre esta cuestión y el retorno inmediato de la activista de Derechos Humanos al Sahara Occidental".
La Comunidad Saharaui en Mauritania estima además que, tras el discurso pronunciado por Mohamed VI a principios de este mes con motivo del aniversario de la Marcha Verde, "ha quedado claro que las maniobras del Gobierno de Marruecos y su Rey están, una vez más, condenadas al fracaso ante la lucha feroz que libra nuestro pueblo en las zonas ocupadas del Sahara".
"Ha sido el propio Rey el que ha dado personal y públicamente las órdenes para que se ejecute esta nueva campaña de salvaje represión que consiste en reprimir, asesinar, raptar, encarcelar y deportar a los saharauis de los territorios que ocupa", advierten en su comunicado.