Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Premios Nobel de la Paz reclaman la liberación de Leopoldo López en el Parlamento

Premios Nobel de la Paz han reclamado la liberación del líder opositor venezolano Leopoldo López, coincidiendo con el segundo aniversario de su detención, en los discursos que han pronunciado este jueves en la Asamblea Nacional.
"Un mejor futuro de Venezuela no está en la supresión política de unos y otros, está en la reconciliación para trabajar conjuntamente en un pueblo", ha dicho el ex presidente costarricense Óscar Arias ante la sede legislativa.
Arias además ha llamado la atención sobre la crisis humanitaria que, a su juicio, estaría viviendo Venezuela. "Un Gobierno no puede pedirle al pueblo que no crea en lo que ve, sino en los que dice, porque nadie tolera engañarse a sí mismo", ha indicado.
Así, ha considerado que, "si en algún momento la Revolución Bolivariana se justificó en sus intenciones, hoy debe ser juzgada por sus resultados". "Una mayoría en este país vive en condiciones que no pueden calificarse como dignas", ha afirmado.
Arias ha señalado la urgencia de revertir el modelo económico actual. "Venezuela no puede espera meses para corregir las profundas distorsiones de los precios, las distintas tasas de cambio que enriquecen a unos pocos y empobrecen a la mayoría", ha esgrimido.
El ex mandatario centroamericano ha apuntado que para ello Venezuela necesitará la ayuda de instancias internacionales. "No hay soberanía en las pilas de anaqueles vacíos en los supermercados; no hay soberanía en la zozobra de los diabéticos sin la insulina", ha subrayado.
En la misma línea, el ex presidente polaco Lech Walesa ha advertido en contra de abandonar el libre mercado, recordando que su país sufrió un régimen comunista del que solo pudo recuperarse a través de "la paz, la amabilidad y la solidaridad". "Ustedes necesitan mucho de estos valores", ha apostillado.
Por su parte, la hija del arzobispo sudafricano Desmond Tutu, Naomi Tutu, ha sostenido que "no puede haber Derechos Humanos parciales, ni democracias parciales". "No podemos tener justicia al menos que tengamos justicia para todos", ha afirmado, según informa 'El Nacional'.
DOS AÑOS DE CÁRCEL
López, jefe de Voluntad Popular, fue condenado el 11 de septiembre a 13 años y nueve meses de prisión por los delitos de daño, incendio, instigación y asociación para delinquir como autor intelectual de las revueltas opositoras de 2014.
Los hechos se remontan al 12 de febrero de ese año, cuando miles de personas salieron a las calles de Caracas para protestar contra el Gobierno de Nicolás Maduro y decidieron marchar hacia la Fiscalía, donde fueron interceptados por los grupos armados afines al Ejecutivo, dando lugar a un duro enfrentamiento.
Las autoridades venezolanas consideran que López es el responsable de estos disturbios, que marcaron el inicio de una crisis política que se saldó con 43 muertos, cerca de un millar de heridos y cientos de detenidos, por convocar la marcha hacia la Fiscalía.
López está detenido desde el 18 de febrero de 2014 en la prisión militar de Ramo Verde, cerca de Caracas, donde, según ha denunciado su familia y la oposición, es víctima de numerosos abusos, como aislamiento injustificado e interceptación de las comunicaciones.