Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Presidente, primer ministro y presidente de la Asamblea Constituyente promulgan la nueva Constitución tunecina

Las tres autoridades más altas del Estado tunecino han firmado este lunes el texto de la nueva Constitución del país, aprobada el domingo por la Asamblea Nacional Constituyente. La nueva Carta Magna entra así en vigor tras un arduo proceso de negociaciones que ha durado dos años.
En el texto han estampado su firma el presidente Moncef Marzuki, el primer ministro en funciones, Alí Larayedh, y el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Mustafá Ben Jaafar. El acto se ha celebrado durante una sesión plenaria de la Asamblea en el Palacio Presidencial de El Bardo, al oeste de Túnez, según informa la agencia de noticias estatal tunecina, TAP.
"Esta Constitución es la victoria más importante para Túnez", ha proclamado Marzuki. El presidente ha destacado que el documento implica el establecimiento de un "contrato social, político y moral para los hijos de un mismo pueblo".
Tras la firma, los asistentes han coreado el himno nacional tunecino y consignas en memoria de los mártires de la revolución que en 2011 culminó con el derrocamiento del régimen del presidente Zine al Abidine Ben Alí.
En el mismo han estado dirigentes de los principales partidos y organizaciones sociales tunecinas, además de personalidades internacionales, representantes de parlamentos de varios países y técnicos que asesoraron a la Asamblea Nacional Constituyente para la elaboración del texto constitucional.
La Constitución tunecina, ya en vigor, ha sido elogiada por ser una de las más progresistas del mundo árabe, ya que deslinda Estado y religión y protege la libertad de credo y la igualdad entre géneros.