Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Prisión para una madre y unos abuelos por "hiperproteger" a su hijo

Condenan a una madre en Italia a tres años de cárcel por proteger a su hijo en exceso.telecinco.es
El exceso de amor y protección hacia un hijo puede hacer que este no se desarrolle con normalidad. Al menos es lo que le ha pasado a un adolescente italiano que, a sus 13 años casi no sabe andar, mucho menos correr -porque lo tenía prohibido- tampoco hace pis solo y no come nada que no cocinen su madre o su abuela.
Un tribunal de Ferrara ha condenado a la madre de este menor a tres años de cárcel, al abuelo a tres años y seis meses de prisión y a la abuela, a dos años. Considera la jueza Silvia Marini, según publica La Stampa, que el exceso de protección es una forma de maltrato. El menor nunca jugaba con los demás niños después de clase, nunca fue al parque, nunca se relacionó con otros niños ni con nadie que no fuera de su familia y nunca hizo deporte.
Marini ha impuesto penas muchos más fuertes que las que había solicitado la fiscalía inicialmente. Entiende que ha habido abusos a un chico, que solo salía de casa para ir a la escuela entre fuertes medidas de seguridad.
Fue el padre quien denunció la situación que vivía su hijo. En diez años lo ha visto tres veces. Se separó tras el nacimiento del chico porque el matrimonio entró en crisis. A pesar de la distancia ha seguido de cerca los pasos de su hijo y cuando vio que con siete años no podía caminar tomó cartas en el asunto.
Aunque lo ha salvado de su cautiverio, ahora el chaval odia a su padre. EBP