Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Programa Mundial de Alimentos comienza a repartir ayuda a 120.000 personas residentes en Saná

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU ha comenzado a repartir cupones de alimentos para proporcionar asistencia a alrededor de 120.000 personas residentes en la capital de Yemen, Saná, con la esperanza de llegar al millón de beneficiarios en todo el país antes de que termine el año.
Un minorista local se encargará de proporcionar a las familias los alimentos que necesitan, una forma de asistencia que no sólo ayuda a quienes pasan hambre sino que también contribuye a revitalizar el sistema comercial en un país paralizado por la guerra.
Cada cupón proporciona a una familia de seis miembros suministros suficientes para todo un mes, entre ellos trigo, legumbres, aceite, sal y azúcar, así como una mezcla de soja y trigo rica en proteínas, según un comunicado de la organización internacional.
La directora del PMA en Yemen, Purnima Kashyap, ha explicado que estos cupones garantizan "una asistencia rápida y regular en todo Yemen para las familias que dependen casi por completo de la asistencia externa para cubrir sus necesidades básicas". El programa cuenta con financiación del Gobierno de Reino Unido, que ha proporcionado 5,9 millones de libras (casi 7,5 millones de euros).
VIDAS DESTRUIDAS
La ayuda es vital para personas como Oum Ahmed, que escapó de Saada hace ocho meses tras ver cómo su barrio quedaba destruido por los ataques aéreos de la coalición que encabeza Arabia Saudí. Esta mujer se mudó junto a toda su familia a Saná, donde limpia casas para "poder dar de comer" a sus hijos.
Actualmente, el PMA presta asistencia a tres millones de personas en todo Yemen y confía en llegar con su programa de cupones a un millón apara finales de 2016. La ONU calcula que 7,6 millones padecen inseguridad alimentaria grave y requieren asistencia externa de forma urgente.