Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pyongyang amenaza con derribar aviones nipones que sobrevuelen su territorio

Soldados norcoreanos patrullan en una lancha por el río Yalu, cerca de Sinuiju (Corea del Norte), frente a la ciudad fronteriza china de Dandong. EFE/Archivotelecinco.es
Corea del Norte amenazó hoy a Japón con derribar cualquier avión japonés que sobrevuele su territorio después de haber detectado vuelos espías nipones durante esta semana, informó la agencia norcoreana KCNA.
El Ejercito Popular norcoreano dijo hoy a través de la KCNA que "un E-767 (avión de vigilancia fabricado por Boeing) realizó un vuelo sobre las aguas de Wonsan hasta las aguas al este de Musudan-ri, tras despegar de su base en Japón a las 8:30 del pasado 25 de junio".
Corea del Norte aseguró que no tolerará el espionaje aéreo sobre su país y que disparará "sin piedad contra cualquier avión que entre en su territorio aunque sea un sólo milímetro".
Las zonas sobre las que presumiblemente sobrevoló la aeronave japonesa están sobre el Mar del Este (Mar de Japón), donde Corea del Norte prohibió la navegación en ciertas áreas hasta el 10 de julio por la realización de unas maniobras militares.
Precisamente, la base de Musudanri, cerca de donde Pyongyang dice que el avión espía japonés voló el pasado jueves, es el principal centro de lanzamiento de misiles del régimen comunista.
El pasado 5 de abril, Corea del Norte lanzó un cohete de largo alcance desde esta base y se cree que prepara un nuevo lanzamiento de un misil intercontinental desde alguna localización de la costa este tras la prueba nuclear subterránea efectuada el 25 de mayo.
El ensayo atómico, el segundo después del realizado en 2006, motivó una nueva resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con sanciones más severas, duramente criticadas por Pyongyang, que ha aumentado desde entonces sus amenazas de enfrentamiento.