Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Qaeda pide a los palestinos de Gaza que no acepten una tregua

El "número dos" del grupo terrorista internacional Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, pidió hoy a los palestinos islamistas de Gaza que no acepten un alto el fuego y dijo que su lucha se puede extender a objetivos dispersos "por todo el mundo".
El llamamiento está recogido en un nuevo mensaje difundido por foros islamistas de internet, tanto en soporte sonoro como en texto en árabe e inglés, titulado "Desde Kabul a Mogadiscio" y en el que Al Zawiri toca varios temas.
El lugarteniente de Osama bin Laden sostiene que "los países árabes que ayudan a Israel están intentando imponer al pueblo de Gaza una interrupción de su Yihad a cambio del levantamiento del embargo" que sufre desde hace casi dos años.
Al Zawahiri sostiene que el pueblo de Gaza está siendo objetivo de "regateos y presiones" para que Israel consiga en la mesa de negociaciones, por medio de "complots y conspiraciones", lo que no lograron "sus aviones de combate y su artillería".
La Franja de Gaza, que sufre un bloqueo por el Ejército israelí desde que Hamás se hizo con el control en junio del 2007, fue atacada por Israel desde el 27 de diciembre hasta el 18 de enero, en una ofensiva que causó unos 1.400 muertos palestinos.
El dirigente de Al Qaeda, que no menciona por su nombre a Hamás, insiste en que la Yihad (Guerra Santa) de Gaza "para liberar a Palestina y la patria del Islam no debe cesar, y si el campo (de batalla) se estrecha en un lugar, se ensancha en otros".
"Los objetivos (...) están dispersos por todo el mundo, y el enemigo no puede imponernos el lugar, el tiempo y la forma de combatir", agrega.
El mensaje se conoce mientras se encuentran en punto muerto negociaciones indirectas entre Hamás e Israel, a través de mediadores egipcios, para buscar un alto el fuego de año y medio que reemplace la frágil tregua provisional que está vigente ahora.
Al Zawahiri también sostiene que todos los combatientes islámicos de Gaza serán asistidos en "cualquier lugar del mundo" para que reciban entrenamiento y estén preparados en su lucha, misión en la que "no se escatimarán esfuerzos".
"Nuestros hermanos, los muyahidines de Gaza, no deben desesperar si están limitados, porque el mundo entero es nuestro campo de lucha contra los objetivos de la cruzada sionista", añade Al Zawahiri.