Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

RSF escribe una carta a Al Sisi para denunciar "la muy preocupante situación de los periodistas en Egipto"

El secretario general de Reporteros Sin Fronteras (RSF), Christophe Deloire, ha escrito una carta al presidente egipcio, Abdelfatá al Sisi, para denunciar "la muy preocupante situación de los periodistas" en la nación árabe y pedir la inmediata liberación de los detenidos.
RSF ha afirmado que, desde que Al Sisi llegó al poder, en 2014, "la situación de las libertades fundamentales de los ciudadanos egipcios y extranjeros residentes se ha deteriorado", en especial en lo tocante a los periodistas, "perseguidos con demasiada frecuencia por razones de seguridad nacional".
"Egipto se convirtió en 2015 en una de las mayores prisiones para los periodistas. Al menos 24 periodistas y blogueros se encuentran actualmente en la cárcel a causa de su actividad profesional. En la mayoría de los casos, su único de 'error' fue cubrir las o protestas o haber hablado con miembros de Hermanos Musulmanes", ha indicado la ONG.
Deloire ha explicado que estos periodistas "están detenidos por cargos falsos con poca relación con delitos de prensa" y muchos de ellos "son juzgados en juicios políticos, contrarios a la Constitución egipcia y al Derecho Internacional en materia de Derechos Humanos".
En concreto, ha destacado el caso del periodista independiente Mahmoud Abu Zeid, "víctima de este sistema de detenciones arbitrarias". "Detenido el 14 de agosto de 2013 cuando cubría las protestas en la plaza Rabaa Al Adawiya para las agencias Demotix y Corbis, lleva dos años de prisión sin comparecer ante un juez y sin acusación oficial", ha indicado.
Su juicio comenzó por fin el 12 diciembre de 2015, junto a más de 700 acusados, incluidos miembros de Hermanos Musulmanes. "Se le acusa, entre otros cargos, de asesinato, intento de asesinato y pertenencia a un grupo prohibido", cargos por los que "puede ser condenado a cadena perpetua".
"Seis periodistas fueron condenados a cadena perpetua en 2015 en el caso conocido como 'Sala de operaciones de Al Rabaa Adawiya'", ha recordado RSF. "Se les acusó de publicar noticias falsas, incitar a la violencia y orquestar ataques contra el Gobierno" y ahora están a la espera de que se celebre un nuevo juicio, tras la anulación del primero.
La ONG ha afirmado que "estos periodistas están detenidos en condiciones terribles". "Algunos son torturados y se les niega tratamiento médico", ha aseverado. "Es el caso del fotógrafo Omar Abdel Maksoud, con problemas cardiacos", ha indicado.
RSF ha reprochado a Al Sisi que, a pesar de que hace apenas seis meses dijo que "Egipto disfrutaba de una libertad de expresión sin precedentes (...), la realidad sobre el terreno es muy diferente". "Ser periodista se ha convertido en algo tan peligroso como oponerse abiertamente al régimen", ha lamentado.
A modo de ejemplo, ha mencionado la última Ley Antiterrorista, que "ataca directamente la cobertura mediática de los atentados, ya que si no se ciñe a la versión oficial de los hechos, incluido el recuento de víctimas, se castiga con una multa considerable".
"Es su responsabilidad garantizar la protección de los periodista para que libremente y desde la seguridad realicen su función de informar", ha subrayado. "No pueden estar sometidos a un clima de temor e impunidad", ha defendido.
"Por esta razón, RSF le pide que libere a los periodistas detenidos injustamente y que deje de perseguirlos. De lo contrario, quedarían pocas perspectivas de futuro para el país a largo plazo", ha dicho Deloire, en un comunicado.