Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

RSF pide investigar las agresiones sufridas por periodistas durante las manifestaciones

La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) ha demandado una investigación objetiva sobre las agresiones y actos de violencia sufridas por periodistas durante las manifestaciones antigubernamentales de las últimas semanas en Ucrania. Además varios informadores han sido detenidos y sometidos a malos tratos.
"La multitud de actos de violencia contra periodistas por parte de los miembros de las fuerzas especiales y otros actores debe investigarse plenamente", ha señalado RSF en un comunicado.
En concreto, RSF se refiere a las agresiones a 47 periodistas registradas desde el 19 de enero. "La mayoría de las heridas son resultado de balas de goma o granadas de aturdimiento" como las empleadas por las fuerzas de seguridad. El grupo denuncia que comportamientos como estos "no tienen ninguna justificación" y exige medidas a las autoridades para que no vuelvan a ocurrir.
RSF cita el caso de los periodistas de The Associated Press Yefrem Lukatski y Dimitro Vlasov, "blanco deliberado de disparos de balas de goma el 22 de enero pese a llevar chalecos identificativos como personal de prensa", o el del fotógrafo freelance Maksim Dondiuk, "herido en una pierna por una granada de aturdimiento que le explotó en el pie", ambos en Kiev.
El grupo se refiere además al presentador de la cadena rusa REN TV Stanislav Grigoriev, quien "tuvo que ser hospitalizado tras ser alcanzado por otra granada de aturdimiento mientras emitía en directo". El vídeo se puede ver aquí (youtu.be/RLvk37SJYQI).
Por otra parte, el 22 de enero por la mañana el cámara documentalista Yuri Gruzinov fue tiroteado con fuego real mientras grababa las protestas en la calle Hruchevskoho. Una de las balas penetró en uno de sus hombros, muy cerca de los pulmones.
En otras ocasiones, los policías agreden deliberadamente a periodistas y dañan su equipo, como en el caso de un cámara de Inter TV recogido en este vídeo (youtu.be/lnsLQJuBqU8).
También se han registrado casos de agresiones a periodistas en otros puntos del país, no solo en Kiev, como en los ejemplos anteriores. En la ciudad de Donetsk los manifestantes progubernamentales atacaron a la reportera Violetta Tarasenko con pintura roja y lanzaron huevos a la periodista de Gazeta.ua Tetiana Zarovna. El editor de 0472.ua, Oleg Ogilko, fue agredido por individuos sin identificar mientras filmaba las protestas en Cherkasi.
Por todo ello, Reporteros Sin Fronteras ha comprado 50 cascos para ponerlos a disposición de los reporteros que cubren las actuales protestas de Kiev.
En cuanto a las detenciones, RSF se refiere a Andrei Kiselev, Marian Havryliv y Volodimir Karagiaur, arrestados en los últimos días y acusados de delitos como la fabricación de bombas incendiarias que podrían conllevar penas de hasta 15 años de prisión.
La organización reconoce la importancia del anuncio del presidente ucraniano, Viktor Yanukovich, sobre la liberación de todos los periodistas detenidos, pero advierte de que la prensa "no podrá operar adecuadamente hasta que no se retiren las medidas legislativas adoptadas recientemente", en referencia al reciente endurecimiento de las normas sobre derecho de reunión y de información.