Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Raúl Castro y Ban Ki Moon celebran la "histórica" firma de la paz en Colombia

El presidente de Cuba, Raúl Castro, y el secretario general de la ONU, han aplaudido en sendos discursos el "histórico" momento vivido este jueves en La Habana, donde el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) han firmado un alto el fuego definitivo.
Castro ha celebrado un acuerdo que acerca la paz a Colombia "como nunca antes", a pesar de que, como ha recordado, "no fueron pocos los que vaticinaban el fracaso" del diálogo cuando comenzó, en noviembre de 2012.
El mandatario cubano ha felicitado al Gobierno y a las FARC, que "han trabajado sin descanso, con seriedad y compromiso para lograr los cruciales avances" y ha subrayado que, a pesar de las "importantes y difíciles" cuestiones que siguen pendientes, "el proceso de paz no tiene vuelta atrás".
"La paz no es utopía, es un derecho legítimo de cada ser humano" y una "condición fundamental" para el disfrute de los Derechos Humanos, en particular "el derecho supremo a la vida", ha advertido Castro, que ha vuelto a ofrecer la ayuda de Cuba para contribuir al final definitivo del conflicto.
Por su parte, el secretario general de la ONU ha considerado un "honor" y un "privilegio" haber asistido a un día que considera "histórico" y que permitirá avanzar hacia una paz "duradera" en Colombia y hacia un "mejor futuro". Durante su turno de palabra, Ban ha expresado su "profunda admiración" por los equipos negociadores, que han demostrado que es posible alcanzar la paz "con dignidad".
"Trabajemos juntos para que esta paz sea completa en Colombia", ha instado Ban. La ONU participará en las tareas de vigilancia y verificación de los acuerdos firmados este jueves, con una especial responsabilidad en la parte de la entrega de armas por parte de la guerrilla.