Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido, Suecia e Italia suministran tiendas, mantas y equipos de cocina a los iraquíes desplazados

Reino Unido, Suecia e Italia han suministrado ayuda humanitaria en especie como tiendas, mantas y equipos de cocina para la población iraquí desplazada por los enfrentamientos ante el avance del Estado Islámico sobre el terreno a través del Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea.
En concreto, Reino Unido ha enviado equipos de cocina, mientras que Suecia e Italia han suministrado tiendas de campaña, mantas y otros bienes en especie.
Varios Estados miembro están dispuestos a enviar expertos humanitarios para apoyar las operaciones de la ONU sobre el terreno, según ha avanzado el Ejecutivo comunitario en un comunicado.
El Mecanismo de Protección Civil de la UE sirve para coordinar la ayuda de la UE y los Estados miembros y fue activado la semana pasada a petición de las autoridades iraquíes. La Comisión contribuye a financiar los costes de transporte de la ayuda de los Estados miembro a través del mismo.
La comisaria de Ayuda Humanitaria, Kristalina Georgieva, que se ha desplazado por segunda vez a Irak desde marzo pasado este año, ha defendido que la activación del mecanismo "garantiza que la ayuda europea puede llegar rápidamente a aquellas zonas más afectadas por los enfrentamientos".
"Europa está con el pueblo iraquí en estos momentos de necesidad", ha defendido, al tiempo que ha agradecido a Reino Unido, Italia y Suecia por su asistencia.
La comisaria, que se ha desplazado al norte de Irak junto con el ministro de Exteriores sueco, Carl Bildt, para evaluar las necesidades humanitarias y la respuesta necesaria, tiene previsto reunirse con las organizaciones humanitarias sobre el terreno, representantes de las autoridades nacionales y regionales y de las comunidades religiosas en el país.
La Comisión Europea, que abrió en mayo una oficina de ayuda humanitaria en Arbil, la capital del Kurdistán iraquí, aprobó otros cinco millones de euros de ayuda humanitaria para Irak la semana pasada ante el deterioro de la situación sobre el terreno, elevado así el total de ayuda prevista en 2014 hasta los 17 millones de euros.
La escalada del conflicto en Irak se ha agravado especialmente en el norte de Irak y ha provocado el desplazamiento de miles de personas del Kurdistán iraquí desde principios de agosto. La ONU estima que más de 1,2 millones de personas se han visto desplazadas desde comienzos de año, que se suman a los 1,1 millones desplazados en años anteriores.