Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Reino Unido revela que 800 ciudadanos británicos se han unido a grupos insurgentes en Siria desde 2012

El secretario de Exteriores de Reino Unido, Philip Hammond, ha revelado este sábado que 800 ciudadanos británicos han viajado a Siria desde 2012 para unirse a las fuerzas de Estado Islámico y otros grupos islamistas, pero que cerca de otros 600 han sido detenidos tratando de realizar el mismo trayecto, según ha recogido en una entrevista el diario británico 'The Guardian'.
"Aproximadamente 800 británicos ha viajado a Siria, de los cuales la mitad todavía sigue allí", ha señalado Hammond, en su visita a Turquía durante la jornada del viernes, donde ha añadido que serían en su mayoría combatientes y sus familiares.
"Hay pruebas que señalan que (ISIS) está teniendo problemas para reclutar a nuevos milicianos para sus brigadas en Raqqa debido al gran porcentaje de combatientes internacionales detenidos", ha añadido. "Los bombardeos de Reino Unido y Estados Unidos también tienen como objetivo a este grupo", ha informado Hammond.
El secretario ha señalado además que los servicios de inteligencia británicos y turcos han trabajado conjuntamente en la detención de cientos de nacionales de Reino Unido, ya fuera en las frontera de las Islas Británicas o bien a la llegada de sus aviones o trenes a Estambul.
De estos, algunos han sido enviados de vuelta a Reino Unido mientras que otros han permanecido retenidos en Turquía acusados de violar las leyes del país al intentar cruzar la frontera con Siria sin permiso.
Turquía es la principal ruta a Siria para aquellos yihadistas afincados en Reino Unido. De esta manera, casi la mayoría del total de 50 yihadistas británicos que han muerto durante la guerra -- ya combatieran por Estado Islámico, Al Qaeda o el Frente Al Nusra -- llegaron a Siria a través de Turquía.
Asimismo, en uno de los últimos boletines de propaganda repartidos por el grupo insurgente se pedía a los potenciales reclutas que viajaran a un segundo país, o incluso un tercero, antes de realizar su trayecto a Turquía, para así evitar llamar la atención de las autoridades turcas.