Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Riad suspende la entrega de visados a peregrinos guineanos y liberianos tras el brote de ébola

El Ministerio de Sanidad de Arabia Saudí ha anunciado este martes su decisión de suspender la entrega de visados a los peregrinos de Guinea y Liberia a las ciudades santas de Medina y La Meca tras el brote de ébola registrado en ambos países, que ha provocado la muerte de al menos 80 personas.
Así, ha detallado que, a pesar de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido que no se prohíban los viajes y el comercio con ambos países, ha tomado la decisión para "preservar la salud de los ciudadanos, residentes y visitantes", según ha informado la agencia estatal saudí de noticias, SPA.
En su comunicado, ha solicitado a la OMS que "adopte las medidas necesarias para la prevención de la propagación de la enfermedad fuera del área geográfica (en el que se ha registrado el brote)".
Este mismo martes, el organismo internacional ha cifrado en 122 el número de casos sospechosos o confirmados de ébola en Guinea y ha elevado a 80 el número de muertos a causa del brote de la enfermedad.
"La fuente de la infección se localiza en el sureste de Guinea y para nosotros esto sigue la pauta de brotes de ébola del pasado", ha dicho el portavoz de la OMS, Gregory Härt, durante una conferencia de prensa en Ginebra.
En los últimos días se han informado de once muertes causadas posibles por el ébola en Sierra Leona y en Liberia, lo que ha hecho saltar todas las alarmas sobre una posible propagación de la enfermedad.
En respuesta, las autoridades senegalesas cerraron el sábado la frontera terrestre con Guinea en un intento de frenar la propagación del brote de ébola surgido en el país vecino.
Ya el viernes, las autoridades senegalesas anunciaron pruebas sanitarias en los vuelos entre Dakar y Conakry. En la capital guineana ya se han confirmado ocho casos, uno de ellos con una conclusión fatal, aunque por ahora el mayor número de casos se han registrado en una zona rural cercana a la frontera con Sierra Leona y Liberia.
Las autoridades han tardado seis semanas en confirmar que la misteriosa enfermedad hemorrágica era en realidad el ébola, desde el 9 de febrero cuando se detectó el primer enfermo.
El ébola es muy contagioso y se transmite entre humanos a través del contacto con órganos, sangre, secreciones u otros fluidos corporales. Hasta ahora se había detectado en países como República Democrática del Congo, Uganda, Sudán del Sur y Gabón.
La enfermedad afecta principalmente a chimpancés, gorilas, murciélagos frutívoros, monos, antílopes y puercoespines, pero puede transmitirse a humanos que entren en contacto con los animales infectados, según los datos de la OMS. Desde su primera detección, en 1976 se han dado 1.500 muertes confirmadas por ébola.