Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Roberto Saviano cierra una marcha contra la mafia en Nápoles

Decenas de miles de personas han marchado en Nápoles para recordar a las víctimas de la mafia y pedir el fin de la influencia del crimen organizado en el sur de Italia. Para sorpresa de todos los asistentes, Roberto Saviano, amenazado por la mafia napolitana por su denuncia en el libro 'Gomorra', cerró el acto.
Los organizadores dijeron que esperaban que acudieran unas 100.000 personas de toda Italia y otros 30 países a la manifestación, convirtiéndola en una de las más multitudinarias contra el poderoso sindicato del crimen en los últimos años.
Familiares de víctimas, algunos vestidos de blanco y mostrando fotografías de sus seres queridos, lideraron la marcha mientras los nombres de unas 900 personas asesinadas por la mafia eran leídos por altavoces. Una pancarta decía: "No los habéis matado. Están caminando con nosotros".
"Hoy es un día de celebración porque recordamos nuestros muertos con todos estos jóvenes reunidos aquí. Ellos son el fututo de Italia", declaró Vincenzo D'Agostino, padre de un policía que fue asesinado por la mafia con su mujer e hijo.
La marcha fue organizada por Libera, una asociación de grupos de la sociedad civil implicada en muchas actividades antimafia, como la adquisición de fincas y edificios confiscados a la mafia y su utilización para fines sociales, como colegios y centros de rehabilitación antidroga.
"Un día como el de hoy tiene sentido sólo si seguimos luchando los otros 364 días del año", declaró el padre Luigi Ciotti, sacerdote y presidente de Libera.
La policía italiana ha asestado importantes reveses a la mafia siciliana en los últimos años, arrestando a varios altos cargos mafiosos, como el "capo de los capos" Bernardo Provenzano y su aparente sucesor Salvatore Lo Piccolo en 2007.
Pero se cree que las cuatro mayores organizaciones mafiosas del país - la 'Ndrangheta de Calabria, la Cosa Nostra siciliana, la Camorra napolitana y la Sacra Corona Unita de Puglia - siguen teniendo que ver aún con una parte importante de la economía italiana.
El ministro del Interior, Roberto Maroni, ha dicho que sólo la 'Ndrangheta, ahora considerado el grupo más poderoso de la mafia italiana, logra 45.000 millones de euros al año a través de su control del mercado del narcotráfico europeo.
Los servicios de inteligencia de Italia dijeron este mes que la crisis internacional estaba dando a los mafiosos la oportunidad de aumentar su control de la economía ya que utilizan ingresos de sus actividades ilegales para comprar participaciones en sectores como el minorista, el turismo y el inmobiliario.