Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rohaní y Sharif acuerdan incrementar el comercio bilateral a 5.000 millones de dólares anuales

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, y el primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, han acordado este viernes incrementar el comercio bilateral a 5.000 millones de dólares anuales en el primer día de la visita a Islamabad del mandatario iraní.
Rohaní ha asegurado que Irán aplaude la expansión de las relaciones en todas las áreas con Pakistán, al que definió como un país vecino amigable y hermano con quien comparte importantes puntos culturales, tal y como ha indicado la agencia iraní de noticias 'Irna'.
El presidente iraní ha indicado que, además del comercio, Irán y Pakistán tienen que facilitar y reforzar las relaciones en los sectores privados, "apoyando mercados fronterizos, conexión de carreteras de tránsito, facilitando el libre mercado".
Todo esto, junto a la "cooperación de los puertos de Chabahar y Gwadar incrementará la cooperación económica bilateral, que es el deseo de ambos pueblos", ha explicado.
Uno de los sectores en los que Teherán se ha mostrado preparado para promover la cooperación con Islamabad ha sio el de la energía y la electricidad. "Completar y lanzar el gasoducto Irán-Pakistán está en el interés de los dos países y puede contribuir al desarrollo económico de ambos, particularmente de Pakistán", ha afirmado Rohaní, que también ha hecho referencia a la amenaza del terrorismo y que ha subrayado la importancia de medidas conjuntas para luchar contra él.
"Los actos terroristas y la inseguridad en la región sólo servirán al régimen sionista y a los países exportadores de armas. Al final, destruirá la infraestructura de los países islámicos", ha advertido.
Por su parte, Sharif ha dado la bienvenida a la expansión comercial entre ambos países, así como al lanzamiento del gasoducto entre las dos naciones y al incremento de las relaciones portuarias. Asimismo, ha afirmado que Islamabad está preparada para cooperar con Teherán en la lucha contra el terrorismo y ha indicado que "está del lado de Irán" en este aspecto.