Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rohani define como "gran acontecimiento" el acercamiento a EEUU y adelanta que relación con UE "se normalizará"

Insiste en el derecho de Irán a gozar de "tecnología nuclear pacífica" y tiende la mano a los países vecinos
El presidente iraní, Hasan Rohani, ha definido como un "gran acontecimiento" el acercamiento que ha habido con Estados Unidos desde que llegó al poder el pasado mes de agosto y se ha mostrado convencido de que el acuerdo nuclear alcanzado con el 5+1 permitirá "normalizar" las relaciones con la UE, aunque sin renunciar al derecho de optar a energía nuclear civil.
Así se ha manifestado durante su intervención ante el Foro de Davos, en la que también ha tendido la mano a los países vecinos de la región, especialmente Arabia Saudí, con el que mantiene una tensa relación, y ha defendido la importancia de promover el desarrollo en la región para evitar que "los pobres y los desempleados" sean el caldo de cultivo de los grupos terroristas.
Irán y los países europeos tienen "una larga historia de profundas relaciones económicas y comerciales" y con la aplicación del acuerdo de Ginebra "las relaciones de Irán con Europa se normalizarán", ha señalado, según los extractos de su discurso difundidos a través de su cuenta oficial en Twitter.
La relación con Estados Unidos "también ha entrado en una nueva fase en los últimos meses y, por primera vez, políticos de ambos países han negociado, intercambiado puntos de vista y han tomado decisiones para resolver diferencias en relación con la cuestión nuclear", ha resaltado. "Esto es un gran acontecimiento desde la Revolución Islámica" de 1979, ha subrayado.
Tras subrayar que la globalización y la crisis financiera han puesto de manifiesto que "estamos todos en el mismo barco", ha asegurado que "mi Gobierno está plenamente preparado y dispuesto a relacionarse con todos los países vecinos". "La cooperación regional se ha convertido en una prioridad para nosotros en política exterior y buscamos mantener relaciones profundas con los países vecinos y amigos", ha asegurado.
FINES PACÍFICOS
Así las cosas, el presidente iraní ha vuelto a reiterar que Irán nunca ha buscado otra cosa que "la aplicación pacífica" de la tecnología nuclear "y no aceptará ningún obstáculo en su progreso científico".
En todo caso, y para tranquilizar a los que todavía tienen dudas respecto a las intenciones de su país, Rohani ha declarado "clara y firmemente que las armas nucleares y recurrir a la fuerza no tienen cabida en nuestra estrategia de seguridad e Irán no tiene ninguna motivación para avanzar en esa dirección".
Según Rohani, tras diez años de conversaciones infructuosas, el 5+1 "finalmente ha llegado a la conclusión de que los iraníes bajo ninguna condición abandonarán su derecho a acceder a la tecnología nuclear pacífica y que la continuación del pesimismo y la imposición e intensificación de las sanciones no tendrá ningún resultado salvo costes directos e indirectos para todas las partes".
TERRORISMO Y EXTREMISMO
En otro orden de cosas, Rohani ha subrayado que Oriente Próximo es una región que "arde en las llamas de la inseguridad y la violencia". "No podemos ser indiferentes al dolor y el sufrimiento de nuestros vecinos", ha manifestado, haciendo hincapié en que hay que trabajar para promover el desarrollo en estos países y crear oportunidades porque "el extremismo y la violencia" se nutren del "ejército de hambrientos y desempleados".
Rohani ha subrayado que "la seguridad mundial está intrínsecamente vinculada a la seguridad en Oriente Próximo" y "la seguridad en esta región no puede lograrse sin escuchar a sus pueblos". "Es necesario escuchar las voces de las personas de la región y crear empleos y esperanza entre los jóvenes de estos países", ha insistido.