Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rousseff, convencida de que Brasil ganará "la guerra" contra el zika

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, se ha mostrado convencida este viernes de que su país va a ganarle "la guerra" al virus del zika, que ha provocado hasta el momento el nacimiento de al menos 270 niños con microcefalia en Brasil.
"Vamos a ganar esta lucha, vamos a ganar esta guerra", ha declarado Rousseff en referencia al mosquito por el que se transmite el virus, después de que la semana pasada el ministro de Salud, Marcelo Castro, dijera que el país estaba "perdiendo la guerra" frente al zika.
"Vamos a demostrar que el pueblo brasileño es cazas esta guerra, las iglesias, los sindicatos", ha añadido la mandataria al término de la reunión con varios gobernadores de regiones afectadas, reclamando "una movilización tres veces mayor que con el dengue", enfermedad que también transmiten los mosquitos.
Rousseff ha defendido la necesidad de destinar fondos a esta lucha. "Tenemos que emplear todos nuestros recursos para combatir" al Zika, ha añadido, citada por los medios locales.
La presidenta ha mantenido un encuentro por videoconferencia desde la Sala Nacional de Coordinación y Control para la Lucha contra el Dengue, el Chikungunya y el Zika con los gobernadores de Pernambuco, Paraíba, Bahía, Río de Janeiro y Sao Paulo. Además, le han acompañado los siete ministros, incluidos los de Salud y Defensa.
El Gobierno brasileño ha llamado este viernes a la población a un día de movilización para eliminar los posibles criaderos del mosquito 'Aedes aegypti' que transmite, además del zika, el dengue y el chikungunya.
De acuerdo con los últimos datos del Ministerio de Salud publicados el miércoles, al menos 270 bebés nacieron con microcefalia por infección congénita, aunque no necesariamente causada por el virus del zika. Además, se están investigando otros 3.448 casos sospechosos.