Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

6.000 refugiados en Mariupol

Yulia abandonó Donetsk para alejarse de las bombas. "Los aviones sobrevolaban nuestra casa y mi hija tenía miedo", asegura. Buscó refugio en Mariupol, como muchos otros ciudadanos de Slaviansk y Kramatorsk, que se agolpan a diario ante la oficina de Cruz Roja en busca de una ayuda que peligra por el avance de los separatistas. Pero los vecinos no se rinden y con una cadena humana han lanzado un claro mensaje a Putin. Pero el presidente ruso continúa su cruzada contra Kiev y propone como solución al conflicto crear un nuevo estado en el sureste de Ucrania. Una escalada de tensión aliviada por la vuelta a casa de los paracaidistas rusos detenidos cuando cruzaron la frontera, según dicen, sin percatarse. A cambio, Moscú ha liberado a 63 soldados ucranianos.