Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia advierte a EEUU de que armar a las fuerzas ucranianas solo servirá para agravar el conflicto

Rusia ha advertido este martes de que armar a las fuerzas del Gobierno de Petro Poroshenko solo servirá para agravar el conflicto en el este de Ucrania, respondiendo así al enviado especial de la Casa Blanca para este asunto, Kurt Volker, que sugirió que Washington podría suministrar armamento a Kiev.
"Hemos dicho en varias ocasiones que cualquier paso que aumente la tensión en la línea de frente o, en general, provoque una situación ya de por sí difícil, solo servirá para que nos distanciemos aún más de una solución en este asunto interno de Ucrania", ha dicho el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, en una rueda de prensa, según Itar-Tass.
Volker dijo en una entrevista concedida a la cadena británica BBC que "las armas defensivas ayudarían a Ucrania a defenderse". "Es un asunto sobre el que discutir y tomar una decisión", dijo el emisario estadounidense.
Los líderes del Cuarteto de Normandía, integrado por Ucrania, Rusia, Francia y Alemania, mantuvieron el lunes una conferencia telefónica de dos horas en la que constataron los "graves fallos" en el cumplimiento de los acuerdos de Minsk, con los que se pretende zanjar la guerra en Donbas.
Bielorrusia auspició en 2014 una conferencia de paz en su capital, Minsk, para resolver el conflicto que estalló ese mismo año en el este de Ucrania. El acuerdo apenas se cumplió y las partes suscribieron una nueva versión un año después, que se ha incumplido igualmente.
Desde entonces, las partes se han acusado mutuamente de favorecer la escalada de violencia en las regiones de Donestk y Lugansk, donde se enfrentan las fuerzas gubernamentales y los separatistas prorrusos. Poroshenko alertó el lunes de que la reciente ola de violencia es una de "las más sangrientas" desde que comenzaron los choques.