Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia descarta la implicación de sus buques en el ataque contra un hospital en Siria

El Gobierno de Rusia ha descartado la versión de Turquía sobre un supuesto ataque con misiles balísticos contra un hospital del norte de Siria y ha subrayado que los buques desplegados en el mar Caspio no cuentan con esta capacidad.
El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, ha respondido este martes a unas acusaciones del primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, que sugirió la utilización de misiles balísticos contra el hospital destruido en Idlib, en el que colaboraba Médicos Sin Fronteras (MSF).
"No tenemos barcos en la flotilla del Caspio que sean capaces de lanzar estos ataques", ha sentenciado Konashenkov, horas después de que el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, tachase de "infundadas e inaceptables" las acusaciones de las autoridades turcas.
El Ministerio de Defensa ha acusado a Ankara de lanzar una "campaña mediática" contra Rusia para "evitar perder el control" de las zonas del norte y el noroeste de Siria, donde ha ejercido un "control absoluto de facto durante años".
Asimismo, Konashenkov ha reiterado que "todos" los ataques lanzados por Rusia en Siria tienen como objetivo a las organizaciones "terroristas" y son perpetrados después de una labor de reconocimiento con la que intentan evitar bajas civiles. Entre el 10 y el 16 de febrero, la aviación militar rusa ha realizado 444 operaciones y ha bombardeado 1.593 objetivos, según la agencia Sputnik.