Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia dice que está lista para enviar su segundo convoy con ayuda humanitaria al este de Ucrania

Rusia ha asegurado que está lista para enviar un segundo convoy con ayuda humanitaria para las regiones del este de Ucrania, a pesar de la polémica suscitada con el primer lote por su entrada ilegal en el país vecino.
Interrogado por la prensa sobre los planes del Kremlin de enviar un segundo convoy humanitario, el portavoz del Gobierno ruso, Dimitri Peskov, ha contestado que "ocurrirá pronto". "Estamos preparados para hacerlo, incluso mañana", ha dicho.
Sin embargo, ha aclarado que aún no se ha fijado una fecha para el envío de este segundo convoy humanitario, porque se hará tras consultar con las autoridades ucranianas y con el Comité Internacional de Cruz Roja (CICR).
Además, ha revelado que, "ante la escalada de dinámicas negativas del desastre humanitario" los presidentes de Ucrania y Rusia, Petro Poroshenko y Valdimir Putin, respectivamente, hablaron ayer en Minsk "de la posibilidad de enviar regularmente lotes de ayuda".
SEGUNDO CONVOY
El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, anunció el pasado lunes que su Gobierno ha notificado al ucraniano su intención de enviar un segundo convoy con ayuda humanitaria para las regiones del este de Ucrania.
"La situación humanitaria no esta mejorando, sino deteriorándose", argumentó en una rueda de prensa en la que expresó su deseo de llegar a un "acuerdo" con Ucrania para enviar, "en los próximos días" y "por la misma ruta", este segundo convoy.
La portavoz del CICR, Anastasia Isiuk, por su parte, ha explicado que la ONG está dispuesta a escoltar al convoy ruso, si Moscú y Kiev llegan antes a un acuerdo que establezca las condiciones, según ha informado la agencia de noticias rusa Itar-Tass.
El primer lote cruzó el pasado viernes la frontera sin permiso de Ucrania, tras más de una semana bloqueado por las discrepancias sobre el contenido y los destinatarios de esta ayuda. Kiev decidió no tomar ninguna medida de represalia para no agravar aún más la situación.