Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Rusia expresa su "profunda preocupación" por la información de víctimas en el este de Ucrania

Moscú suspende la entrega a Ucrania de armamento y material procedente de Crimea por temor a que se use contra manifestantes prorrusos
El Gobierno ruso está "profundamente preocupado" por las informaciones sobre víctimas a raíz de la operación de las fuerzas armadas lanzada por el Gobierno ucraniano en el este del país, ha manifestado este martes el delegado de Derechos Humanos del Ministerio de Exteriores ruso, Konstantin Dolgov.
"Las informaciones procedentes de Kramatorsk suscitan la preocupación más profunda. Todo indica que los acontecimientos comienzan a evolucionar según el peor de los escenarios", ha afirmado el diplomático en declaraciones a la agencia RIA Novosti.
Precisamente, esta misma agencia había informado previamente, citando a un activista prorruso dentro del aeródromo próximo a Kramatorsk, de cuatro manifestantes muertos y dos heridos durante el asalto de las fuerzas ucranianas, que han recuperado el control de la instalación.
SUSPENSIÓN DE ENTREGA DE ARMAMENTO
Por otra parte, el Ministerio de Defensa de Rusia ha suspendido la entrega a Ucrania del armamento y material procedente de Crimea, la península que Moscú se anexionó el mes pasado, para evitar que sea utilizado contra los partidarios de la federalización del Estado en el este del país.
"Quisiera recordar que Rusia asumió el compromiso de no suministrar armas a las zonas de conflicto o actuar con cautela respecto a tales envíos", ha explicado el viceministro de Defensa ruso, Anatoli Antonov.
Asimismo, ha reclamado a Occidente que actúe "con sabiduría y contención" en lo que respecta a los posibles suministros de armamento a Ucrania, incidiendo en que Moscú teme que "estas armas puedan emplearse contra la población o participantes en las protestas" que se están produciendo en los últimos días en el este y el sureste del país.
El posible uso de este armamento contra los habitantes "pondrá en evidencia a quién hay que culpar de la escalada de tensiones" en Ucrania, ha advertido el viceministro ruso, citado por RIA Novosti.