Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La SIP condena las limitaciones a la labor de los medios y los periodistas en Honduras

El presidente de la organización, Enrique Santos Calderón, expresó la preocupación de esa organización por "por la crisis política en Honduras y las limitaciones a la libertad de información". EFE/Archivotelecinco.es
La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó hoy las limitaciones a la labor de los medios de comunicación y periodistas en el marco de la destitución de Manuel Zelaya como presidente de Honduras.
La SIP, en un comunicado, también hizo un llamado a las nuevas autoridades hondureñas para que se respete "en forma irrestricta" la libertad de prensa, "la que corre el riesgo de ser restringida por el toque de queda impuesto para estas 48 horas".
El presidente de la organización, Enrique Santos Calderón, expresó la preocupación de esa organización por "por la crisis política en Honduras y las limitaciones a la libertad de información".
Éstas han quedado "en evidencia con la suspensión temporal de las señales de radio y televisión estatal, así como de otras cadenas internacionales privadas, y varios hechos y agresiones registrados en contra de periodistas e instalaciones físicas de algunos medios de comunicación", detalló.
Después de que el "primer mandatario Zelaya fuera destituido de su cargo y expulsado del país, y tras la instalación en el Congreso de Roberto Micheletti Baín como nuevo presidente del país, se decretó un toque de queda por 48 horas, en vigencia desde las 9 de la noche hasta las 6 de la mañana (hora local)".
Tras el anuncio de la medida de excepción, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) prohibió a empresas de canales por cable la emisión de sus señales, según la SIP.
Por esta medida habrían sido afectadas la recepción de las transmisiones de CNN Español, Telesur y Cubavisión Internacional. Anteriormente se conoció que la radio y televisión estatal fueron suspendidas durante varias horas, añadió la organización.
Santos pidió a las autoridades hondureñas que el toque de queda no afecte a periodistas y medios de comunicación locales y extranjeros, "quienes deben ser respetados para seguir haciendo su trabajo y así la ciudadanía y la comunidad internacional estén plenamente informados".
Medios locales, según la SIP, denunciaron que "grupos opuestos a la destitución de Zelaya agredieron e insultaron en Tegucigalpa y San Pedro Sula a periodistas y fotógrafos; además de haber sido responsables de destruir quioscos de venta de periódico".
El diario El Heraldo, de Tegucigalpa, reportó la agresión contra uno de sus reporteros gráficos cuando cubría una manifestación frente a la Casa Presidencial.
En San Pedro Sula, el diario Tiempo, informó que efectivos militares visitaron sus instalaciones y las del Canal 11 en esa ciudad y habrían ordenado el cese de trasmisiones con declaraciones de funcionarios del destituido Gobierno de Zelaya.
El diario La Prensa, de San Pedro Sula, confirmó que "un grupo de periodistas, fotógrafos y motoristas del diario fueron amenazados durante la cobertura de la crisis en el país", y fueron fotografiados por manifestantes que intentaron quitarle sus equipos de trabajo, mientras que esta mañana un camión de distribución fue atacado por una turba.
Durante la jornada de ayer, los cortes del servicio eléctrico dispuestos por el "Gobierno afectaron la trasmisión de los medios de comunicación radioeléctricos y electrónicos", según la SIP.