Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santos da la "bienvenida" a una posible reunión entre Uribe y 'Timochenko'

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, ha dado la "bienvenida" a la iniciativa del ex ministro Álvaro Leyva, que pretende reunir al ex mandatario Álvaro Uribe y al jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño Echeverri, alias 'Timochenko', para garantizar la unidad en torno al proceso de paz.
"Si se logra que Uribe se monte en el tren de la paz, bienvenido sea", ha dicho en declaraciones a la prensa, interrogado sobre los planes de Leyva. "Eso hemos tratado desde hace mucho tiempo", ha recordado, según informa Caracol Radio.
Leyva, una figura de peso en la política colombiana que ha ejercido de mediador entre el Gobierno y las guerrillas en numerosas ocasiones, ha contado que el pasado 26 de mayo se reunió con Uribe para persuadirle de que diera su 'placet' a las negociaciones en La Habana.
Para Leyva "una paz sin Uribe es una paz incompleta", por lo que se ha propuesto hacer realidad la oferta de diálogo lanzada por 'Timochenko' hace semanas. "No se debe postergar ni un minuto mas. Ninguno de los interlocutores referidos ha dicho 'no'", ha confiado.
Además, el ex ministro ha avanzado que "estamos a pocos días de que ocurra un hecho sin precedentes: las FARC, como consecuencia de la firma de los acuerdos que se avecinan, iniciarán el desmonte voluntario de todos sus bloques para transitar hacia la legalidad". "Será la mayor demostración de que la paz va en serio", ha sostenido.
Uribe, otrora padrino político de Santos --que ejerció de ministro de Defensa durante su Gobierno-- es uno de los más críticos con el proceso de paz con las guerrillas porque considera que se traducirá en impunidad y legitimidad para los "narcoterroristas".