Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santos ve "con buenos ojos el uso medicinal y terapéutico de la marihuana"

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha dicho que ve "con buenos ojos la iniciativa para el uso medicinal y terapéutico de la marihuana", aunque ha subrayado que, hasta que no se acuerde cambiar la estrategia global contra las drogas, su Gobierno seguirá combatiendo el narcotráfico.
"Vemos con buenos ojos su iniciativa sobre la utilización medicinal y terapéutica de la marihuana", ha dicho al senador Juan Manuel Galán, en la inauguración del Foro Política de Drogas, que ha tenido lugar este jueves en Bogotá.
Santos ha considerado que esta propuesta es "una medida compasiva para reducir el dolor y la ansiedad de los enfermos terminales, pero también una forma de comenzar a sacar a los criminales como intermediarios entre el paciente y una sustancia que les va a permitir aliviar su sufrimiento".
Además, ha argumentado que "el enfoque actual de la guerra contra las drogas ha fracasado" porque, a pesar de los "grandes esfuerzos" realizados por los gobiernos de todo el mundo "el flagelo no desaparece".
"Los éxitos relativos de Colombia han hecho que la espiral de violencia y corrupción asociada al problema de las drogas ilícitas se traslade a otros países ¿Y eso es lo mejor que podemos hacer?", ha cuestionado.
Como ejemplo ha mencionado a México, "que se ha dejado más de 60.000 muertos en los últimos seis años", así como miles de millones de dólares "que deberían haberse invertido en hospitales, colegios, viviendas para los más pobres y generación de empleo".
Así, ha defendido la necesidad de "un nuevo enfoque para enfrentar el problema de las drogas ilícitas" que debe ser "el resultado de una discusión rigurosa, basada en evidencias, liderada por expertos y --sobre todo-- despojada de prejuicios políticos e ideológicos".
"Más que una guerra, la lucha contra el problema mundial de las drogas debe ser la suma de medidas inteligentes, bien diseñadas y bien ejecutadas, centradas en la gente y que, por supuesto, produzcan mejores resultados que los que hemos alcanzado hasta ahora", ha dicho.
SIGUE LA OFENSIVA
A pesar de ello, Santos ha aclarado que "hasta cuando haya consenso global en torno de un nuevo enfoque para combatir el flagelo de las drogas ilícitas, Colombia continuará la ofensiva hacia los eslabones más fuertes del narcotráfico".
"He dejado claro --y es importante reiterarlo-- que Colombia no va a actuar unilateralmente", ha insistido, subrayando que, dado que "el problema de las drogas ilícitas es global, la aplicación de un nuevo enfoque para enfrentarlo debe ser fruto de un consenso igualmente global".
Santos ha adelantado que Colombia, como presidenta de la Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas, se encargará de "liderar la conformación de un grupo de expertos que van a recomendar alternativas al encarcelamiento de los eslabones más débiles de la cadena del narcotráfico".
Además, ha recordado que "la discusión avanza en Washington, en el Consejo Permanente (de la Organización de Estados Americanos, OEA), donde hemos abogado por consensos en torno a políticas de prevención y tratamiento del consumo, cimentadas en el respeto a los Derechos Humanos y enfocadas en la salud pública".
No obstante, ha reiterado que el debate debe ser internacional, recordando que Colombia intentó llevar este tema a la Asamblea General de la ONU de 2006. "Lograr buenos resultados allí depende de la disposición de los países a aceptar que las políticas de drogas no pueden continuar sin modificaciones", ha zanjado.