Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Save the Children subraya que la cumbre de Ginebra II ha de centrarse en la protección de los niños

La organización no gubernamental Save the Children ha subrayado este martes que la conferencia internacional sobre el conflicto en Siria, conocida como Ginebra II, ha de centrarse en la protección de los niños, al tiempo que ha cifrado en más de 11.000 el número de niños y niñas que han fallecido desde el estallido de los enfrentamientos en marzo de 2011.
La organización, que ha indicado que el 71 por ciento de los niños fallecidos han sido "asesinados indiscriminadamente" con el uso de explosivos en pueblos y ciudades, ha solicitado a ambas partes en conflicto que permitan que la ayuda de emergencia "llegue a todos los niños", que protegan las escuelas y centros sanitarios y que impidan el uso de explosivos en zonas pobladas.
"Los niños de Siria experimentan la brutalidad de la guerra cada día: daño, muertes, huidas... Cientos de miles están atrapados en zonas asediadas o de difícil acceso con poca o ninguna ayuda. Esta tragedia es obra del hombre y está en la mano de las partes implicadas detenerla', ha dicho David del Campo, responsable de Cooperación internacional y ayuda humanitaria de Save the Children.
En este sentido, la organización ha destacado que "las partes han puesto de manifiesto la capacidad de la voluntad política cuando comenzaron a sacar armas químicas fuera de Siria". "Necesitamos ver la misma voluntad política para asegurar que, aunque el conflicto continúe, los niños y otros civiles no van a volver a ser objetivo de los ataques", ha agregado Del Campo.
Por último, Save the Children ha resaltado que unos 4,5 millones u medio de niños necesitan ayuda dentro de Siria, al tiempo que ha recordado que sus acciones han llegado a más de 900.000 personas, entre ellas 300.000 dentro del país árabe.
El objetivo de la conferencia es lograr una solución política al conflicto a través de un acuerdo entre el Gobierno y la oposición en base al Comunicado de Ginebra emitido el 30 de junio de 2012, que abogaba por la creación de un Gobierno de transición que supervisara la celebración de elecciones.
Más de 100.000 personas han muerto en Siria desde que en marzo de 2011 comenzaran las protestas contra el presidente sirio, Bashar al Assad, que derivaron en una espiral de represión y acciones de grupos armados insurgentes, algunos de ellos apoyados desde el exterior.