Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Schulz defiende que el acuerdo sobre Reino Unido debe ser compatible con la libertad de movimiento

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, ha asegurado este jueves que la "inmensa mayoría" de la Eurocámara desea que el Reino Unido permanezca en la Unión Europea, aunque ha advertido de que cualquier acuerdo para redefinir las relaciones de Londres con el resto de socios comunitarios "debe ser compatible con la no discriminación y la libertad de movimiento".
"Debemos asegurar que lo que pida legítimamente cualquier Estado para proteger su sistema debe ser compatible con la no discriminación y la libertad de movimiento", ha expresado en rueda de prensa el socialdemócrata alemán, tras intervenir ante los jefes de Estado y de Gobierno de la UE, que encaran este jueves la última etapa de las negociaciones
En su discurso, el presidente de la Eurcámara ha subrayado que una "inmensa mayoría" del Parlamento Europeo desea que Londres permanezca en la UE, En el globalizado siglo XXI necesitamos a Reino Unido más que nunca, y estamos convencidos de que estará mejor formando parte de la UE", ha añadido.
En concreto, y con respecto al "mecanismo de salvaguardia" que permitiría a Londres limitar determinadas prestaciones a inmigrantes europeo, Schulz ha defendido la importancia de solventar cualquier problema "sobre el terreno" que pueda crear la libertad de movimiento, aunque ha apuntado que estas soluciones "no pueden tener como contrapartida la discriminación sobre ciudadanos de la UE".
En esta línea, el alemán ha criticado que según este "mecanismo de salvaguarda", dos trabajadores comunitarios que paguen los mismos impuestos y hagan el mismo trabajo "no serán compensados de la misma forma durante un cierto tiempo".
Por otro lado, ha reconocido que las empresas y las personas británicas no deben sufrir discriminación en el marco del mercado único comunitario. No obstante, el presidente de la Eurocámara ha enfatizado que la ausencia de desventajas para los Estados miembro que no son socios del euro "no puede traducirse en ventajas" para éstos.
"Los miembros del euro también tienen empresas, personas y sectores financieros profundamente integrados en el mercado único. El Parlamento siempre ha insistido en la igualdad de trato. Un mercado único necesita un solo conjunto de normas, no múltiples conjuntos de normas", ha puntualizado.