Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Shabaab reivindica el ataque en el que han muerto dos policías en el noreste de Kenia

El grupo terrorista somalí Al Shabaab ha reivindicado este jueves el ataque contra un edificio oficial en el noreste de Kenia, cerca de la frontera con Somalia, en el que han muerto dos policías kenianos.
"Las fuerzas muyahidines anoche atacaron una base de la Policía keniana en la localidad de Mandhera, en las regiones musulmanas del noreste, matando a dos e hiriendo a otros tres", ha indicado Al Shabaab a través de su cuenta oficial en Twitter.
"Los muyahidines quemaron vehículos policiales antes de marcharse y se llevaron consigo armas y munición", ha precisado el grupo islamista próximo a Al Qaeda.
El Ministerio del Interior keniano había informado previamente que dos policías habían muerto y otro más había resultado herido en un ataque contra una oficina de la administración local en un condado del noreste del país.
Además, doce vehículos habían sido quemados en el ataque contra la oficina del comisario adjunto del condado en Mandera Este, que el Ministerio ha atribuido a "criminales", sin dar más detalles.
Este ataque se produce después de la explosión de una granada el miércoles que dejó un muerto en otra localidad del noreste y solo días después del asalto contra el centro comercial Westgate en Nairobi por parte de Al Shabaab en el que murieron 61 civiles y seis miembros de las fuerzas de seguridad.
Entretanto, la Policía keniana ha pedido a los ciudadanos su colaboración. "Instamos a los ciudadanos a ignorar la propaganda que está realizando nuestro enemigo", que "busca desestabilizarnos por todos los medios posibles", ha conminado a través de su cuenta en Twitter.
"La guerra contra el terrorismo no se ganará sin el apoyo de la población", ha subrayado la Policía, reclamando a los ciudadanos que les informen "de cualquier persona sospechosa y nosotros actuaremos". "Estos terroristas están entre nosotros, dejadnos que les descubramos y que mantengamos seguro nuestro país", ha defendido.