Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Siria acusa a Turquía de jugar un "papel fundamental" en el apoyo a Al Qaeda

El régimen de Bashar al Assad ha acusado este jueves el Gobierno de Turquía de jugar un "papel fundamental" en el apoyo al terrorismo al abrir su frontera y aeropuerto a Al Qaeda y a otros yihadistas para llevar a cabo atentados en Siria, refiriéndose a los oficiales y rebeldes que han huido a territorio turco.
Los dos países fueron en una oportunidad aliados, sin embargo, las relaciones se han ido deteriorando rápidamente desde que Al Assad intensificó la represión contra los rebeldes que intentan poner fin al régimen de Damasco.
El primer ministro de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha hecho un llamamiento a Al Assad para que dimita, al tiempo que ha permitido establecer un amplio campo de refugiados a lo largo de la frontera donde se encuentran acogidos miles de sirios.
Varios oficiales sirios han huido a Turquía y el jefe del Ejército Libre Sirio, uno de los grupos que lucha contra el Gobierno de Al Assad, también se ha radicado en ese país.
"El Gobierno turco juega un papel fundamental en el apoyo al terrorismo al abrir su aeropuerto y sus fronteras para albergar a elementos de Al Qaeda, yihadistas y salafistas", ha denunciado el Ministerio de Exteriores de Siria en un comunicado difundido por la televisión estatal.
"El Gobierno turco ha permitido la instalación en su territorio de oficinas donde las agencias de Inteligencia israelíes, americanas, qataríes y saudíes dirigen a los terroristas en su guerra contra el pueblo sirio", afirma la nota oficial.
Damasco también ha acusado a Francia y Estados Unidos de enviar a los rebeldes equipos de comunicación. Fuentes de Estados Unidos han asegurado que el presidente de ese país, Barack Obama, ha firmado un decreto secreto autorizando el apoyo a los rebeldes que buscan derrocar a Al Assad.
Fuentes de los países del Golfo Pérsico han revelado a Reuters que han instalado una base secreta con sus aliados de Arabia Saudí y Qatar para dirigir la ayuda militar y de comunicaciones destinada a los rebeldes sirios en la ciudad de Adana, cerca de la frontera.
En el comunicado, el Gobierno sirio afirma que Turquía había utilizado los campos como "bases militares" para los supuestos terroristas quienes después se trasladaron a territorio sirio para cometer crímenes.
Sobre esta denuncia, un portavoz del Ministerio de Exteriores de Turquía ha dicho que "esta no es la primera vez que Siria presenta denuncias infundadas" contra su país. "Estas afirmaciones especulativas no están reflejando la verdad", ha resaltado.