Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Más de un centenar de muertos en una cadena de atentados en Siria

Las ciudades de Tartús y Jableh habían permanecido hasta ahora relativamente al margen de la guerra civil en Siria. Pero este lunes, el autoproclamado Estado Islámico ha sembrado la muerte en sus calles con siete coches bomba a primera hora de la mañana y con un claro objetivo de los terroristas: atacar dos bastiones del régimen de El Asad conocidos por ser las ciudades costeras donde suele relajarse su élite. Incluso Rusia tiene una base naval en una de ellas, Tartús. Ya no hay zonas "seguras" en Siria, con algunos estimando que la cifra de muertos del conflicto llega ya al medio millón.