Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Stoltenberg insiste en que la OTAN "no busca confrontación" con Rusia pero exige que no "desestabilice" Ucrania

El nuevo secretario general de la OTAN, el noruego Jens Stoltenberg, ha reiterado este martes su llamada a Rusia para que cese en sus "acciones desestabilizadoras" y retire sus tropas de Ucrania, si bien ha insistido en que la Alianza "no busca la confrontación" con Moscú, sino una relación de cooperación que "no comprometa los principios" de los aliados.
"Nadie quiere una nueva Guerra Fría, pero no podemos comprometer y no comprometeremos los principios sobre los que reside nuestra Alianza y la seguridad de Europa y Norteamérica", ha dicho Stoltenberg en una conferencia pronunciada en Bruselas.
Stoltenberg ha reconocido que las relaciones bilaterales atraviesan "las mayores dificultades" desde la Guerra Fría y ha pedido "transparencia y previsibilidad" para evitar que la crisis no vaya en aumento. Así, ha afirmado que "nadie busca la confrontación con Rusia", país con el que, ha dicho, debe haber una relación, porque "no podemos simplemente ignorarnos".
"De una manera u otra habrá una relación, la cuestión es qué tipo de relación", ha añadido el exprimer ministro noruego, quien se ha remitido a la experiencia de su país para defender que "una defensa fuerte, basada en una OTAN fuerte, son los cimientos para una relación constructiva con Rusia".
Por ello, ha insistido, "solo una OTAN fuerte puede construir una relación verdaderamente constructiva y de cooperación con Rusia". La Alianza suspendió el pasado mes de marzo la cooperación con Rusia, como respuesta a su papel en la crisis ucraniana.
Stoltemberg ha aprovechado su discurso para reiterar el apoyo de los países aliados a la soberanía de Ucrania, celebrar la celebración de elecciones el pasado domingo pese a las "dificultades" y censurar que los rebeldes prorrusos impidieran el derecho al voto de los ucranianos en el este del país bajo control de estos grupos separatistas.
También ha criticado la anexión "ilegal e ilegítima" de Crimea a Rusia y el modo en que Moscú ha "dañado gravemente" la confianza al vulnerar así el derecho internacional.
En su intervención, el nuevo representante de la OTAN ha señalado otras amenazas como la que representan el Estado Islámico y otros grupos extremistas al sur del Mediterráneo, en donde "las fronteras están desapareciendo" y los Estados son "frágiles". Se trata de una amenaza que ya no debe ser entendida como "emergente", sino como "parte de nuestro entorno de seguridad", ya que son grupos que "exportan el terrorismo a nuestras calles".
Entre las prioridades del nuevo secretario general aliado, en el cargo desde comienzos de este mes, figura trabajar para convencer a los países que integran esta organización de que deben frenar los recortes en materia de Defensa. "Mi prioridad inmediata es parar las reducciones en el gasto en Defensa", ha dicho sobre este asunto.
Además, ha pedido un compromiso total con la defensa "colectiva" y la gestión de crisis, al tiempo que ha advertido de que la OTAN ha sido muchas veces "la solución a crisis", pero que no debe ser "la única solución", por lo que trabaja para ayudar a las fuerzas locales a prepararse.
Stoltenberg también ha respondido a preguntas sobre cuestiones en las que la OTAN no está directamente implicada, como la crisis del ébola, sobre la que el secretario general ha dicho que la Alianza está en contacto con sus países miembros y con Naciones Unidas para ver "qué puede hacer" la organización.
El exprimer ministro noruego ha evitado, sin embargo, posicionarse sobre el aumento de las tensiones entre Turquía y Grecia o Chipre, porque, ha dicho, son cuestiones "bilaterales" que no forman parte de la "agenda" de la OTAN.