Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ola de frío en Sudamérica deja 220 muertos por hipotermia y neumonía

El mayor número de víctimas mortales por la ola de frío en el Cono Sur se ha registrado en Perú, donde 104 personas han fallecido por neumonías y dolencias respiratorias producidas por el frío y la deficiente atención médica. Le sigue Bolivia, con 25 personas fallecidas, en su mayoría indigentes que han fallecido por hipotermia.
En Paraguay se han reportado en la última semana a causa del frío un total de doce víctimas mortales y más de un centenar de damnificados en albergues, principalmente indigentes, además del deceso de dos mil cabezas de ganado vacuno.
En Argentina, el número de decesos por hipotermia llegó a once, después de que el pasado domingo se registrara la muerte de un bebé y un anciano en la ciudad de La Rioja (noroeste). Desde el comienzo del invierno, hubo además otros 33 muertos por intoxicación con monóxido de carbono, por uso de artefactos o instalaciones de calefacción defectuosos.
Nueve personas han muerto en Brasil por las bajas temperaturas, la mayoría mendigos que dormían en la calle, y al menos 2.900 cabezas de ganado por hipotermia, según informes de los gobiernos regionales.
La ola de frío ha causado dos muertos en Santiago de Chile, donde se han registrado temperaturas bajo cero en siete días del mes de julio, algo que no ocurría desde 1993. El sur del país sufre una situación crítica, con cientos de pobladores aislados por las nevadas y miles de cabezas de ganado en peligro.
Fuertes lluvias
En Colombia, al menos 59 personas han muerto y unas 270.000 han quedado damnificadas por la temporada de fuertes lluvias que comenzó en marzo pasado y ha afectado a más de 260 municipios en 27 de los 32 departamentos del país, según información de la Cruz Roja colombiana.
Los aguaceros registrados en Costa Rica en las últimas horas dejaron 170 afectados que fueron evacuados hacia zonas seguras. 
Las autoridades han elevado de amarilla a naranja la alerta declarada ante el riesgo de fuertes lluvias en Haití, debido a una onda tropical que atraviesa la región del Caribe.
Mientras que en Puerto Rico, las fuertes lluvias que caen desde el pasado fin de semana han dejado viviendas dañadas y deslizamientos de tierra cercanos a decenas de carreteras. BQM