Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El TPI autoriza una investigación de la Fiscalía sobre la guerra de Georgia

El Tribunal Penal Internacional (TPI) ha accedido a la petición de la Fiscalía de investigar el conflicto librado en el verano de 2008 entre Rusia y Georgia, en el marco del cual pudieron haberse cometido crímenes de guerra y contra la Humanidad.
La Fiscalía solicitó formalmente en octubre de 2015 la apertura de estas pesquisas y este miércoles el TPI ha confirmado que, en vista de ausencia de iniciativas estatales o del Consejo de Seguridad de la ONU, ha decidido acceder a dicha petición, ya que hay dudas "razonables" sobre posibles delitos, según un comunicado.
En concreto, el documento presentado recogía que entre 51 y 113 civiles de etnia georgiana perdieron la vida durante una expulsión llevada a cabo por las autoridades prorrusas de Osetia del Sur y que afectó a entre 13.400 y 18.500 personas. Unas 5.000 viviendas fueron destruidas.
La Fiscalía del TPI ha asegurado que estos abusos, así como casos de saqueo y destrucción de propiedades, fueron una práctica generalizada para tratar de expulsar a la comunidad georgiana de Osetia del Sur. Según la oficina de Fatou Bensouda, la población de esta etnia se redujo en al menos un 75 por ciento.
Por otra parte, la Fiscalía también quiere investigar si las fuerzas surosetias y georgianas atacaron a una misión de paz, lo que sería considerado un crimen de guerra. La nota cita las muertes de dos militares georgianos y de diez rusos en dos incidentes separados.
SIN JUSTICIA
La Fiscalía de la corte internacional investigará el periodo comprendido entre el 1 de julio y el 10 de octubre de 2008 porque considera que los países implicados no han realizado una labor adecuada en materia de depuración de responsabilidades. Ha dicho actuar en "interés" de la justicia y de las víctimas.
En el caso de los abusos contra georgianos, entiende que el TPI puede actuar por la "inacción" del Estado, mientras que en relación a los ataques contra fuerzas de paz rusas, el caso sería "parcialmente admisible" porque aún hay procedimientos abiertos en Rusia.
Este caso pone por primera vez a Rusia bajo la lupa del TPI, con potestad para analizar graves crímenes ocurridos en sus estados parte --Georgia ratificó el Estatuto de Roma en el año 2003--. La corte también analiza si dar pasos en firme en relación al conflicto iniciado en abril de 2014 en el este de Ucrania.