Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ted Kennedy y la mujer de Obama tocan la fibra sensible en la Convención demócrata

Michelle Obama y sus hijas Malia-Ann y Natasha han protagonizado unos de los momentos más familiares. Video: Informativos Telecincotelecinco.es
"Estoy aquí como una esposa que ama a su marido y cree que será un presidente extraordinario", afirmó la abogada de Chicago de 44 años, que fue hoy la estrella de la noche inaugural de la Convención demócrata que se celebra hasta el jueves en Denver.
"Barack y yo crecimos con muchos de los mismos valores: que uno trabaja duro por lo que quiere en la vida, que la palabra de uno es la ley y que uno hará lo que ha dicho que haría", dijo.
Michelle, que creció en un barrio pobre y negro del sur de Chicago, trazó paralelismos entre su familia y la de Obama, el hijo de un economista negro de Kenia y de una mujer blanca de Wichita, Kansas, que creció entre Indonesia y Hawai.
Insistió en que el idealismo que ha permitido a EEUU alcanzar grandes logros hace posible que esta semana se celebren dos aniversarios: el 88 aniversario del sufragio femenino y el 45 del famoso discurso "I Have a Dream" (Tengo un sueño) del reverendo afroamericano Martin Luther King.
Durante su comparecencia, interrumpida en varias ocasiones por la ovación de los alrededor de 20.000 asistentes en el Pepsi Center reconoció la labor de la senadora demócrata Hillary Clinton.
Michelle Obama dijo que "Barack luchará por la gente (sencilla) como él" y logrará un necesario cambio para EEUU.
Las dos hijas de la pareja, Malia y Sasha, de 10 y 7 años, subieron al escenario al final del discurso y ambas intercambiaron unas palabras con su padre que estuvo presente vía vídeoconferencia desde San. Luis (Misuri).
Kennedy pone la emoción
Un elocuente llamamiento a apoyar a Barack Obama como candidato presidencial demócrata puso hoy el colofón al tributo rendido al senador Ted Kennedy, enfermo de cáncer cerebral, en el momento más emotivo de la primera jornada de la Convención Demócrata.
Una marea de carteles azules con el nombre del veterano legislador recibió esta noche al "león del Senado" cuando acompañado de su esposa, Vicky, compareció sobre el estrado de la Convención, algo que se había dudado hasta las últimas horas que fuera a ocurrir debido a su delicado estado de salud.
Con voz firme y buen aspecto, pese que a los médicos consideran incurable su enfermedad, Kennedy afirmó: "He venido a unirme a ustedes para cambiar Estados Unidos, recuperar su futuro, elevarnos hacia nuestros mejores ideales y elegir a Barack Obama" como presidente.
"Con Barack Obama, el mundo comienza de nuevo, la esperanza vuelve a alzarse y el sueño sigue con vida", agregó .     LA