Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Teherán inicia el proceso de disolución y oxidación de sus reservas de uranio enriquecido

El régimen iraní ha comenzado este lunes el proceso de disolución y oxidación de sus reservas de uranio enriquecido al 20 por ciento, según ha anunciado el director de Garantías de la Agencia para la Energía Atómica de Irán, Mohamad Amiri.
"El proceso para diluir la mitad del uranio enriquecido al 20 por ciento del país ha comenzado. También han comenzado los pasos para la oxidación de la mitad restante almacenada en Isfahan", ha indicado Amiri, que ha precisado que el régimen de los ayatolás ha suspendido el enriquecimiento al 20 por ciento en las centrales de Fordo y Natanz.
"La producción de uranio enriquecido al 20 por ciento ha sido suspendida por completo en las plantas de Fordo y Natanz", ha explicado el alto cargo del organismo regulador nuclear iraní. Amiri ha indicado que los inspectores de la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) todavía están en las centrales de Isfahan, Natanz y Fordo, ha informado la agencia de noticias ISNA.
Amiri ha asegurado que Irán ha cumplido con todos los compromisos en materia nuclear adoptados en el acuerdo con el foro 5+1 (Estados Unidos, China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania) en noviembre de 2013. El acuerdo, que ha comenzado a aplicarse este 20 de enero, contempla la reducción de las actividades nucleares de Irán a cambio de la congelación de las sanciones internacionales contra Teherán.