Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Termina el toque de queda en Ferguson con un herido en estado crítico y siete detenidos

El toque de queda impuesto a lo largo de esta noche en la ciudad estadounidense de Ferguson ha terminado con fuertes disturbios y enfrenamientos entre Policía y manifestantes que han dejado al menos un hombre herido de un disparo que se encuentra en estado crítico y otras siete personas detenidas.
De momento se desconocen las circunstancias exactas en las que se resultó herida la víctima y un coche de Policía también presenta indicios de haber recibido disparos, según han informado fuentes policiales a la cadena estadounidense CNN.
"Lo que sí puedo decir es que estoy profundamente decepcionado con lo que ha sucedido esta noche", ha confesado el capitán de la Policía de Tráfico Ron Johnson, responsable de la seguridad de la ciudad, sacudida por la muerte el 9 de agosto del adolescente negro Michael Brown a manos de un agente de Policía.
Unos 45 minutos después de que diese comienzo el toque de queda, que comenzaba a medianoche, las fuerzas de seguridad han lanzado botes de humo y gases lacrimógenos a los manifestantes que continuaban protestando en las calles de Ferguson.
La mayoría de los centenares de manifestantes que habían protestado momentos antes del inicio del toque de queda se han marchado a su casa, pero algunos residentes han continuado y la Policía ha comenzado a tomar posiciones de defensa frente a numerosos establecimientos, protegidos con cascos, escudos y chalecos antibalas, según ha informado la CNN.
Estos manifestantes han coreado cánticos de 'No al toque de queda' y se han negado a abandonar la zona. Las fuerzas de seguridad han avisado a través de un altavoz del comienzo de toque de queda y han instado a los presentes a dispersarse "inmediatamente", después de lo cual han comenzado a lanzar los gases.