Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

The Washington Post califica de "insensata" la intervención militar hondureña

Imagen de este lunes del depuesto mandatario de Honduras, Manuel Zelaya, junto a su homólogo de El Salvador, Mauricio Funes (d). EFEtelecinco.es
La "insensata intervención militar" en la crisis política de Honduras ofrece la oportunidad para que el gobierno del presidente de EEUU, Barack Obama, encare "la amenaza más grave para la democracia" en América Latina, afirma hoy un editorial del diario The Washington Post.
"El arresto y deportación (sic) del presidente hondureño Manuel Zelaya por parte de los militares son errores y deben corregirse", añade el editorial, al considerar que "probablemente sean corregidos: encarados a la condena unificada de los gobiernos de las Américas y bajo fuerte presión de Estados Unidos, los políticos y generales que depusieron a Zelaya tal vez no duren mucho".
El periódico recuerda que Honduras depende de la ayuda de EEUU, del comercio con este país y de las remesas de los emigrantes hondureños en Estados Unidos.
"Si la meta era, como proclamaron, la defensa de la democracia, tendrán más oportunidades de alcanzarla si permiten que retorne el presidente y reasuma, al menos por un tiempo, su cargo", afirma el diario al referirse a los políticos y militares que llevaron a cabo la destitución de Zelaya.
El periódico considera también que "el Gobierno de Obama no debería limitarse a pedir que se de marcha atrás a la insensata intervención militar".
"La crisis en Honduras ofrece una oportunidad para encarar la amenaza más grave y sustancial para la democracia en la región, una amenaza representada, en parte, por el mismo Zelaya", continuó el editorial.
"Aunque pueda parecer similar, éste no fue un golpe al estilo latinoamericano de los años 1960 en el cual los militares autoritarios derrocaron a los demócratas populares", afirma el diario al señalar que "hasta el domingo era Zelaya quien intentaba socavar las instituciones democráticas".
"Elegido en 2005 con una plataforma de centro derecha el presidente hondureño había caído últimamente bajo el hechizo del presidente venezolano, Hugo Chávez", continúa el editorial.
Añade que "en un intento por seguir el ejemplo de Chávez, (Zelaya) intentó convocar una asamblea para modificar la Constitución y eliminar los límites de mandato que le hubiesen forzado a dejar el cargo" cuando concluya su mandato y sin poder presentarse a una reelección.
Recuerda que el Congreso de Honduras se opuso al intento de plebiscito y el Tribunal Supremo de Justicia de Honduras lo calificó como inconstitucional, pero "Zelaya persistió y trató de organizar una consulta extraoficial".
El periódico considera que el Gobierno de Estados Unidos "no debería limitarse a procurar que Zelaya retorne a su cargo".
"También debería hablar con más claridad sobre los abusos que llevaron a su destitución, abusos que ocurren en otros países latinoamericanos como Nicaragua, y los individuos que fomentan los ataques a la democracia, como Chávez", señala The Washington Post.