Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toque de queda tras ataque de las FARC mientras se intensifica vigilancia aérea en el Valle del Cauca

Bajo toque de queda permanece el municipio de Pradera, en el Valle del Cauca, luego del atentado terrorista de las FARC con una motocicleta bomba que dejó como resultado una persona muerta y 61 personas heridas.
Desde las seis de la tarde de este jueves se inició el toque de queda en esta población del occidente del departamento con motivo del atentado terrorista ocurrido frente a la Alcaldía, hechos que fueron atribuidos por las autoridades al sexto frente de la FARC.
"Lamentamos profundamente este hecho y lo rechazamos, no puede ser que los violentos causen muertes y heridas a los vallecaucanos", señaló el Gobernador, Ubeimar Delgado.
El atentado ocurrió un día después de que las FARC dieran por concluido un alto al fuego unilateral declarado el 15 de diciembre con motivo de las fiestas navideñas y en medio del primer ciclo de las negociaciones entre la guerrilla y el Gobierno en La Habana, que se adelantan sin un alto el fuego bilateral.
PATRULLAS AÉREOS
Por otro lado, la Fuerza Aérea Colombiana (FAC) ha informado de que, con el fin de fortalecer la seguridad en la zona de Pradera (Valle del Cauca), ha dispuesto aeronaves de reconocimiento y ataque tras el atentado perpetrado en el municipio.
La Fuerza Aérea ha explicado que, desde el momento, en el que se tuvo conocimiento del ataque, las aeronaves se encuentran sobrevolando la zona con el fin de brindar seguridad a las tropas en tierra, proteger a la población civil y bloquear las futuras acciones de las Farc.
El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, ha adjudicado a las FARC, en cabeza de la cuadrilla 'Gabriel Galvis', el abandono de una moto cargada con explosivos al frente a las instalaciones de la Alcaldía Municipal de Pradera, la cual se cobró la vida de una persona y dejó heridas a otras 61, además de poner en riesgo la integridad de más habitantes del sector.
Las aeronaves y tripulaciones de la FAC, según ha indicado la institución, se mantendrán a la ofensiva para operar las 24 horas, hasta que "retorne la calma y normalidad" en esta región del país.