Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump Jr. aumenta su equipo legal

Donald Trump Jr., el hijo mayor del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha añadido a Karina Lynch, una abogada con experiencia en el Congreso estadounidense, a su equipo legal, según ha informado este domingo la cadena ABC News.
Lynch ha confirmado a la cadena que había sido contratada por el hijo del presidente de Estados Unidos para unirse a su equipo legal.
La abogada ha trabajado en el bufete de abogados Williams & Jensen desde 2000 y se convirtió en su directora en 2005, según la página web de la firma.
Según su biografía, Lynch "se centra en cuestiones legislativas, reglamentarias y de supervisión que afectan a diversos sectores de la industria del cuidado de la salud y los clientes con un interés en la educación y la política fiscal.
Antes de trabajar en la firma, estuvo cinco años trabajando en el Capitolio como abogada de la Subcomisión Permanente de Investigaciones del Senado.
Un consejo especial federal y varios paneles del Congreso investigan las acusaciones de las agencias de Inteligencia de Estados Unidos de la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 y posibles conexiones entre funcionarios rusos y la campaña de Trump.
El hijo mayor de Trump ha reconocido que el 9 de junio de 2016 se reunió con la abogada rusa Natalia Veselnitskaya, cercana al Kremlin, con la expectativa de conseguir información sensible sobre la entonces candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton.
Tanto Trump Jr. como Veselnitskaya han aclarado que no se produjo ningún intercambio de información. Sin embargo, la polémica sigue creciendo a medida que se conocen nuevos detalles del encuentro.
Veselnitskaya había dicho previamente que es una abogada particular, que nunca obtuvo información dañina sobre Clinton y que no tiene ningún vínculo con el Kremlin.
Las autoridades rusas han negado repetidamente las denuncias estadounidenses de que Moscú interfirió en la campaña presidencial para ayudar a Trump a llegar a la Casa Blanca.