Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía libera al presunto asesino del piloto del avión ruso derribado

Alparslan Çelik, el presunto asesino del piloto ruso Oleg Peshkov, muerto a tiros el pasado mes de noviembre después de que su avión de combate fuera derribado por Turquía supuestamente por violar su espacio aéreo, ha sido liberado de la prisión de Izmir, donde se encontraba, este lunes. A Çelik se le ha prohibido salir del país.
El tribunal ha ordenado también la liberación de otros seis sospechosos. Çelik, integrante de un grupo rebelde turcomano que combate contra el Ejército sirio en la provincia de Bayirbucak (norte de Siria), fue detenido junto a otras 14 personas en la provincia turca de Esmirna cuando mantenían un encuentro en un restaurante la ciudad de Hatay.
La Fiscalía de Izmir se pronunció recientemente acerca de un posible sobreseimiento para Çelik, pero el pasado 24 de junio, citando nuevas pruebas, revirtió su decisión. En mayo, el tribunal aseguró que Çelik había reclamado que el piloto ruso fuera mantenido con vida tras su captura después de eyectarse del avión, si bien éste fue tiroteado por presuntos miembros de una brigada turcomana que combate en Siria, según ha informado el diario turco 'Hurriyet'.
Çelik se había identificado en redes sociales como el responsable del asesinato del piloto ruso tras acusar al Ejército ruso de ejecutar una campaña de masacres contra los rebeldes turcomanos siguiendo los designios del presidente sirio, Bashar al Assad.
El avión militar, un Su-24, retornaba a su base el 24 de noviembre de 2015 tras bombardear objetivos terroristas en el norte de Siria. El Gobierno de Turquía alegó que el caza había entrado brevemente en su espacio aéreo, algo que ha sido negado por parte de Rusia.
Rusia y Turquía prácticamente rompieron relaciones diplomáticas tras el derribo del avión, el primero confirmado de las Fuerzas Aéreas rusas desde la guerra de Corea. Este mismo lunes, sin embargo, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, se ha disculpado ante su homólogo ruso, Vladimir Putin, por el derribo del avión militar, en un gesto inesperado con el que Ankara quiere tender la mano a Moscú.